gines marin

gines marin carlos zuniga

Carlos Zuñiga, nuevo apoderado de Ginés Marín

El acuerdo de apoderamiento por tiempo indefinido

Tras la reunión mantenida este lunes,  Ginés Marín y Carlos Zuñiga han llegado a un acuerdo de apoderamiento por tiempo indefinido que unirá sus carreras a partir de ahora.

Ambos han manifestado su ilusión por esta nueva etapa que emprenden juntos con la ambición de escalar posiciones a la cima del toreo.

Ginés Marín a estado las dos últimas temporada vinculado a Curro Vázquez, por su parte Carlos Zuñiga es gerente de Circuitos Taurinos empresa con la que gestiona plazas como El Puerto de Santa María, Gijón, Navalcarnero, Zamora, Colmenar Viejo, entre otras, además apodera al joven novillero cordobés Manuel Román

 

Carlos Zuñiga, nuevo apoderado de Ginés Marín Leer más »

IMG 2379

Paco Ureña y Ginés Marín triunfan en la primera de Navaluenga

Paco Ureña y Ginés Marín han salido en hombros en el primer festejo de la Feria de la Virgen de los Villares de Navaluenga (Ávila) después de cortar dos orejas cada uno a una corrida de Monte la Ermita de la que Javier Cortés también obtuvo un trofeo.

Oficio y firmeza fueron las premisas de Ureña para triunfar en el cuarto, en el que consiguió momentos muy destacados rubricados además de un soberbio estoconazo. Fue ovacionado con el manejable primero después de trazar una obra con fases interesantes, sobre todo por el ajuste que imprimió a los embroques.

Otras dos orejas cortó Ginés Marín en el tercero, toro incierto de salida, que no lo puso fácil con el capote, pero se dobló con él el extremeño en un inicio de faena esencial para luego torear en redondo muy templado, con ritmo y ligazón. La estocada, de libro, fue perfecta rúbrica. Exigente el sexto, se impuso Ginés con mucha raza pero la espada difuminó el esfuerzo.

También se hizo con un trofeo del segundo Javier Cortés, un toro que se dejó aunque embistió a media altura y con el que estuvo muy torero el diestro madrileño, que dejó detalles de regusto. Se lució de capa en el quinto, pero con la muleta el toro se apagó pronto y no pudo redondear.

Ficha: Navaluenga. Primera de la Feria de la Virgen de los Villares. Toros de Monte la Ermita. Paco Ureña, ovación y dos orejas; Javier Cortés, oreja y ovación; Ginés Marín, dos orejas y palmas. Entrada: Más de tres cuartos

Paco Ureña y Ginés Marín triunfan en la primera de Navaluenga Leer más »

1 2

Álvaro Lorenzo indulta a “Encadenado” de Domingo Hernández y sale a hombros con un rotundo Ginés Marín

Plaza de toros de Las Rozas, Madrid. Segunda de la Feria de San Miguel Arcángel. Corrida de toros.

Toros de Domíngo Hernández, de bellas hechuras y correctos de presencia. El quinto, número 12 y de nombre “Encandenado” indultado.

Miguel Ángel Perera: silencio y silencio.

Álvaro Lorenzo: dos orejas y dos orejas y rabo simbólicos por indulto.

Ginés Marín: dos orejas y dos orejas.

Álvaro Lorenzo indulta a “Encadenado” de Domingo Hernández y sale a hombros con un rotundo Ginés Marín Leer más »

quinta2

Aprobados los toros de La Quinta que abre la Feria Taurina de Begoña de Gijón

Reseñados y aprobados al completo los toros de La Quinta para ser lidiados este 13 de agosto en la 1a de abono de la Feria Taurina de Begoña de Gijón 2021 por Finito de Córdoba, Álvaro Lorenzo y Ginés Marín.

Ya están en los corrales de El Bibio, los toros de la ganadería de La Quinta que abre el ciclo de la feria de Begoña de Gijón, organizada por la empresa Circuitos Taurinos, comandada por Carlos Zuñiga.

Los toros de La Quinta serán lidiado el próximo viernes 13 de Agosto con una terna formada por Finito de Córdoba, Álvaro Lorenzo y Ginés Marín.

Aprobados los toros de La Quinta que abre la Feria Taurina de Begoña de Gijón Leer más »

belmonte

Terna de jóvenes veteranos en Belmonte (Cuenca)

Lidiaran una corrida de Jose Luis Pereda

La empresa la Vera taurina, a presentado una corrida de toros en la localidad de Belmonte, para una terna de jóvenes veteranos.

Será el 24 de agosto con una corrida de encaste Núñez con el hierro de José Luis Pereda para Daniel Luque, Ginés Marín y Joaquín Galdos

Terna de jóvenes veteranos en Belmonte (Cuenca) Leer más »

WhatsApp Image 2021 06 25 at 23.10.07

Calasparra con un atractivo cartel para su 125 aniversario

La Vera Taurina  debuta al frente de la gestión del Coso de La Caverina con una extraordinaria corrida de toro

La plaza de toros “La Caverina” de Calasparra ha acogido el acto de presentación de sus 125 aniversario de la tradicional corrida de los Santos toros que tendrá lugar en la localidad murciana el próximo 30 de julio, a partir de las 19:00 horas. En el festejo están anunciados, con toros de la ganadería de Virgen María, los matadores, Lopez Simon, Antonio Puerta y Gines Marin.

La empresa Espectáculos La Vera Taurina  debuta al frente de la gestión del Coso de La Caverina con una extraordinaria corrida de toro.

El acto ha contado con la participación del propio empresario Manuel Mazzantini, Don Joaquin Caballero, miembro de la sociedad propietaria de la plaza de toros de Calasparra, Pedro Valero periodista Taurino y con la asistencia de numeroso público, así como de representación de prensa municipal.

Calasparra con un atractivo cartel para su 125 aniversario Leer más »

9155767

Belmonte (Cuenca) celebrara una corrida en agosto

La empresa La Vera Taurina ha cerrado una corrida con toros de Montalvo

La empresa La Vera taurina, comandada por el joven empresario Manuel  Fernández Mazzantini,  ha cerrado un interesante cartel para el próximo 20 de agosto en la plaza de toros de Belmonte (Cuenca).

Se lidiaran toros de Montalvo para un cartel formado por el sevillano Daniel Luque,  el extremeño Ginés Marín y un tercer torero aun por designar

Belmonte (Cuenca) celebrara una corrida en agosto Leer más »

7 40

Ambato. Despedida de El Cid. Ginés Marín a hombros (Vídeo feriatv)

La Feria de Ambato en Ecuador fue el teatro el domingo pasado de la despedida de El Cid después de 20 años de actividad. Para su última corrida de toros, el matador sevillano se corta una oreja frente a su segundo toraf de Mirafuente. Se inclinó ante su primer ministro de Vista de Hermosa.

Ginés Marín sale triunfante de la primera corrida de toros de la Feria cortando dos orejas en el último toro de Mirafuente. Aplausos a ella primero.

El torero ecuatoriano Álvaro Samper también le hace caso a su primera copia de Vista Hermosa. Aplausos a su segundo.

Ambato. Despedida de El Cid. Ginés Marín a hombros (Vídeo feriatv) Leer más »

photo 2018 09 30 21 47 439 53

Ginés Marín recibe el alta hospitalaria

El torero Ginés Marín ha recibido hoy el alta en el madrileño hospital de La Paz donde ha permanecido ingresado desde el pasado domingo cuando el sexto toro de la corrida celebrada en Las Ventas le propinó una cornada en el rostro, informa hoy la oficina de prensa del diestro extremeño en un comunicado.

Ginés Marín, de 21 años, ha agradecido “el trato y los cuidados recibidos por el equipo de profesionales de la plaza de toros de Las Ventas, con el Doctor Máximo García Prados a la cabeza, y también al equipo médico del Hospital Universitario La Paz, especialmente a los doctores D. Miguel Burgueño y Jesús Muñoz Caro”, recoge la nota.

La evolución del torero es “satisfactoria” y su objetivo es llegar al compromiso que tiene contratado el próximo 10 de octubre en la Feria del Pilar de Zaragoza.

Ginés Marín resultó volteado y prendido por el sexto toro de la corrida del pasado domingo de la Feria de Otoño de Madrid, y fue intervenido en primera instancia en la enfermería de Las Ventas de una “herida en la región mandibular derecha, con una trayectoria ascendente de 5 centímetros, con destrozos en el músculo masetero y contundiendo la parótida y nervio facial”.

Pero a su llegado al hospital de la Paz tuvo que pasar nuevamente por el quirófano hasta en dos ocasiones por culpa de un “sangrado profuso en la arteria facial”.

 AGENCIA EFE><>< FOTO PRENSA GINES MARIN

Ginés Marín recibe el alta hospitalaria Leer más »

DoXSVTNXkAAWXAH

Emilio de Justo abre la Puerta Grande con dos soberbias estocadas

El torero cacereño Emilio de Justo salió hoy a hombros por la codiciada Puerta Grande de Las Ventas tras rematar sus faenas con dos soberbias estocadas que, más allá de otros méritos, le valieron sendas orejas, en una tarde en la que Ginés Marín resultó herido en el rostro de menor consideración.

WhatsApp Image 2018 09 30 at 19.20.111De Justo, que reaparecía de un grave percance sufrido hace apenas una semana y tras el reciente fallecimiento de su padre, tuvo una actuación decidida y firme, aunque de desiguales resultados, con los dos toros de su lote, pero fue con el acero con el que consiguió la unanimidad.

El primero de la tarde no acabó nunca de entregarse ni de emplearse, a pesar de una aparente movilidad que fue el asidero al que se agarró el cacereño para ligarle muletazos ajustados aunque, como las embestidas, también de trazo corto y algo ligero.

De Justo fue asentándose más a medida que el toro perdía bríos, en un trasteo compuesto pero que no acabó de macizar, hasta que llegó esa guinda que disipaba toda duda: una estocada cobrada por derecho, con perfección y contundencia, que tiró al de Puerto de San Lorenzo sin puntilla. Solo por eso, la oreja fue indiscutible.

Buscó la segunda, la que le abriera la Puerta Grande, Emilio de Justo con el cuarto, un WhatsApp Image 2018 09 30 at 19.20.112voluminoso y cornalón ejemplar de casi 600 kilos y con una acusada querencia a chiqueros desde que salió del caballo.

Extrañamente, se empeñó en torearlo en los medios, justo en el terreno donde más se negaba el toro, que por eso cabeceó molesto y se defendió con incertidumbre, obligándole así a un doble esfuerzo lidiador.

Ya en el último tramo del trasteo, el astado tomó claramente el camino de la querencia, y fue allí donde sin tanto problema De Justo pudo lucirse con más claridad en una serie de derechazos y unas ajustadas manoletinas, que compensaron la falta de mayor lucimiento anterior.

Hasta que de nuevo logró poner a todos de acuerdo con otra estocada hasta la bola de limpia y perfecta ejecución, pasando el pitón con rectitud y gallardía, para cortar así ese segundo trofeo que le valió su primera salida a hombros de Las Ventas.

La cara amarga de la corrida fue para Ginés Marín, al que el último toro, sin raza y rebrincado, soltó un seco navajazo en el rostro cuando apenas comenzaba la faena de muleta. Trasladado a la enfermería, el joven diestro de Badajoz se quedó sin opción de mejorar la impresión que había dejado con el tercero, que fue con diferencia el mejor de la corrida.

WhatsApp Image 2018 09 30 at 19.20.11Marín supo aprovechar las repetidas embestidas que tuvo ese otro toro, a pesar de sus 609 kilos de peso, consiguiendo ligarle varias series de muletazos por ambos pitones, aunque sin que los pases tuvieran el suficiente pulso y mando como para gobernar más y mejor a un animal que lo pedía para sacar su auténtico fondo, el que se vio en los salpicados momentos en que el matador dio con la tecla.

Con todo, fue faena vistosa y vibrante, bien envuelta formalmente por Marín, que pudo haber paseado otro trofeo de haberla cerrado con un espadazo como los de su paisano.

También Román resultó aparatosamente volteado por el segundo, un toro bajo de raza que le prendió en un descuido y, ya en el suelo, le propinó dio una auténtica paliza, de la que salió afortunadamente sin cornada.

Y no hubo más reseñable, ya que ni éste ni el quinto, también desrazado y con tendencia a salirse distraído de las suertes, dejaron a Román más que poner voluntad en dos trasteos forzosamente deslucidos.

WhatsApp Image 2018 09 30 at 19.20.10FICHA DEL FESTEJO.- Toros de Puerto de San Lorenzo (1º y 3º con el hierro de La Ventana del Puerto), bien presentados, aunque desiguales de volúmenes y alzadas. De juego también dispar, los hubo desrazados y sin celo, frente a toros con movilidad y sin mucha entrega. El mejor, con diferencia, fue el tercero, que se empleó con mayor celo y clase.

  • Emilio de Justo, verde esmeralda y oro: estocada (oreja), estocada (oreja); y pinchazo, estocada delantera atravesada y descabello (silencio en el que mató por Marín).
  • Román, de espuma de mar y plata: estocada atravesada que asoma y descabello (ovación tras aviso); dos pinchazos, estocada y descabello (silencio tras aviso).
  • Ginés Marín, de purísima y oro: media trasera y descabello (vuelta al ruedo tras petición en el único que mató).

Entre las cuadrillas, destacó picando Mario Benítez al cuarto, con el que saludaron en banderillas Ángel Gómez y Pérez Valcárcel. En el sexto lo hicieron El Fini y Manuel Izquierdo.

Marín fue intervenido en la enfermería de “herida en la región mandibular derecha, con una trayectoria ascendente de 5 cms., que produce destrozos en músculo masetero y contunde parótida y nervio facial. Pronóstico reservado”.

La plaza registró más de tres cuartos de entrada (16.827 espectadores, según la empresa).

CRÓNICA DE PACO AGUADO PARA AGENCIA EFE ++/++FOTOS VÍCTOR LUENGO

Emilio de Justo abre la Puerta Grande con dos soberbias estocadas Leer más »

DneGepSXoAApQu8

Padilla logra la única oreja y Marín cuaja la faena de la tarde en Logroño

El diestro Juan José Padilla cortó hoy la única oreja de la segunda de feria en Logroño, en una tarde en la que Ginés Marín cuajó la mejor faena, al sexto, aunque acabaría perdiendo los trofeos por culpa de su mala espada.

El adiós de Padilla de Logroño pareció no animar a la gente para ir a la plaza, que, como en la víspera, registró poco más de un cuarto de entrada. Pero los que estuvieron en La Ribera sí se despidieron de él con tremendo cariño, como los propios empresarios, que después del paseíllo le tributaron con una escultura en reconocimiento a su dilatada carrera.

DneGepZXoAMBLahPadilla correspondió a tanta consideración con dos arrebatadas largas cambiadas a su primero, al que banderilleó con mucha verdad. De hinojos abrió una faena que, como no, tuvo también brindis al respetable.

El jerezano puso muchas ganas a todo lo que hizo, aunque, a decir verdad, a la faena le faltó pulcritud, como también el toro careció de algo más de raza y fuerzas para aguantar todo lo que le hizo “el pirata”. Pudo haber cortado una oreja, pero la falta de contundencia con los aceros dejó todo en una vuelta al ruedo.

Sí la cortó del cuarto, por otra faena plena de “efectos especiales”. Esta vez no puso los palos, pero la gente disfrutó luego con una labor ayuna de toreo fundamental, pero en la que no faltaron un sinfín de alardes y guiños de cara a la galería, que, tras una estocada contraria, le valió para pasear el trofeo.

Pero lo verdaderamente bueno de la tarde llevó la firma de Ginés Marín ante el único toro bueno de verdad, el encastado e inagotable sexto. Marín lo toreó de maravilla ya con el capote, aunque lo gordo llegaría en la muleta, en una labor exquisita, clásica, honda y de mucho sentimiento.

Toreo de muchísimos quilates del este joven espada, que cerró faena por ceñidas y emocionantes bernadinas. La gente disfrutó de lo lindo e incluso empujó con Marín la espada, que, sin embargo, no fue su aliada. Dos pinchazos y una caída dejó todo en una gran ovación tras aviso, cerrándose de un portazo la Puerta Grande que tenía prácticamente asegurada.

En su primero, Marín también dejó momentos interesantes, pero el toro de escaso recorrido y poca entrega no admitió muchas florituras. Así y todo, el extremeño exhibió temple y pulso para ligar por bajo en series de buena caligrafía sobre la diestra. Los de pecho fueron cumbres. Y al natural también deja detalles de un toreo pulcro y ortodoxo. Mal con el descabello, fue silenciado.

Ferrera rayó a buen nivel con su primero, toro que se quedaba corto en los capotes y que recibió un largo y trasero puyazo. Técnico y muy templado, el extremeño fue metiendo en el canasto a un toro que soltaba la cara y al que cuaja en series cortas pero muy sabrosas y de mucha torería dentro de una labor para aficionados.

El quinto fue un toro de excelsa calidad, sin embargo, no tuvo nada de fuerzas para romper hacia adelante. Ferrera volvió a estar en profesional pero sin llegar a calentar en un trasteo en el que tuvo que desistir pronto.

FICHA DEL FESTEJO.- Toros de Zalduendo, correctamente presentados, nobles, mansurrones y justitos de fuerzas en general, especialmente el quinto, que tuvo calidad pero ninguna fortaleza para desarrollarla. La excepción fue el gran sexto, un toro encastado y bueno, ovacionado en el arrastre.

  • Juan José Padilla, de celeste y oro: estocada tendida y desprendida y dos descabellos (vuelta al ruedo); y estocada contraria (oreja).
  • Antonio Ferrera, de grana y oro: estocada fulminante en la suerte de recibir (ovación); y pinchazo, estocada y dos descabellos (silencio tras aviso).
  • Ginés Marín, de gris perla y oro: pinchazo hondo que acaba tragándose y siete descabellos (silencio); y dos pinchazos y estocada caída (gran ovación tras aviso).

La plaza registró algo más de un cuarto de entrada en los tendidos.

CRÓNICA DE AGENCIA EFE /// FOTO CASA CHOPERA

Padilla logra la única oreja y Marín cuaja la faena de la tarde en Logroño Leer más »

cogidaurenaok kqhC U6092481330

Oreja para Marín y Ureña sufre un fuerte percance en el ojo en Albacete

Una oreja a cargo de Ginés Marín fue el pobre balance artístico de la séptima de feria de Albacete, una tarde de mansos y en la que Paco Ureña sufrió un fortísimo percance en el ojo mientras saludaba de capote al cuarto, sin duda, el pasaje más triste y destacable de tan decepcionante función.

Ureña no tuvo prácticamente enemigo en su primero, un toro sin casta y al que le costaba un mundo tomar los engaños. El lorquino anduvo muy dispuesto en todo momento, robándole los muletazos de uno en uno, algunos de ellos muy buenos por el empaque y la torería que tuvieron, aunque sin llegar a redondear faena por falta de oponente. Faltó contundencia con los aceros y fue ovacionado.

El susto de la tarde llegó cuando el cuarto le pegó un fuerte pitonazo a Ureña en el pómulo cuando lo saludaba con el capote. Los médicos le atendieron en un primer momento en el callejón y el murciano volvió a continuación al ruedo con el ojo izquierdo hinchado y muy amoratado, igual que si hubiera recibido un gancho de derecha.

Tremendo el gesto del murciano, que sin ver de un ojo desoyó las voces que le decían que marchara a la enfermería para llevar a cabo una faena de mucho pundonor y vergüenza torera ante otro toro de poco contenido. Pudo haber tocado pelo si no llegar a fallar a espadas. La ovación que se llevó camino a la enfermería llegaba hasta su Lorca natal.

Álvaro Lorenzo se estrelló de bruces con el segundo de corrida, un astado también descastado y remiso, muy reservón, a la defensiva y sin ánimo alguno de embestir. El toledano lo intentó por activa y por pasiva, pero ni así pudo sacar nada el claro de tan deslucido “alcurrucén”, con el que se acabó atascando con los aceros. Silencio en filas tras un recado presidencial.

Peor aún anduvo manejando la tizona con el manso quinto, con el que tuvo que hacer un gran esfuerzo hasta acabar pasando las de Caín con el descabello. Hasta doce golpes tuvo que dar hasta dar muerte al “alcurrucén”, dando tiempo a que sonaran dos avisos.

Ginés Marín parecía encarrilar la tarde en el tercero, primero de su lote, que tuvo nobleza aunque le faltara también raza y codicia para perseguir las telas. Pero el jerezano, aunque extremeño de adopción, anduvo muy solvente con él, e inteligente también para aprovechar las cortas acometidas del animal a base de no darle ni un solo respiro, llevándole muy tapado siempre.

Los mejores muletazos brotaron al natural, pero también gustaron los finos adornos que realizó como los cambios de mano, la trinchera o el de la firma. Espadazo al primer envite y oreja para él.

No pudo redondear el triunfo con el manso y violento sexto, con el que bastante hizo con salir indemne de semejante trago.

FICHA DEL FESTEJO.- Toros de Alcurrucén, bien presentados pero mansos y descastados en conjunto, a excepción del manejable tercero, mas fue el tuerto en el país de los ciegos.

  • Paco Ureña, de caña y oro: pinchazo y estocada (ovación); y tres pinchazos y estocada (gran ovación tras aviso).
  • Álvaro Lorenzo, de tabaco y oro: pinchazo, estocada que hace guardia, nuevo pinchazo y estocada (silencio tras aviso); y pinchazo, estocada y doce descabellos (silencio tras dos avisos).
  • Ginés Marín, de tabaco y oro: estocada (oreja); y pinchazo hondo y casi entera (silencio).

En cuadrillas, Sergio Aguilar saludó tras banderillear al segundo.

En la enfermería fue asistido Ureña de “traumatismo peri-ocular izquierdo por asta de toro, con importante hematoma en el párpado que impide la apertura del ojo, pendiente de evaluación oftalmológica para lo que es derivado al Hospital General de Albacete. Pronóstico reservado”.

La plaza registró dos tercios de entrada en tarde nublada y de agradable temperatura.

Crónica Agencia EFE /// foto @UrenaOficial

PARTE MEDICO DE PACO UREÑA

DnEwaO4W0AA fV0

Oreja para Marín y Ureña sufre un fuerte percance en el ojo en Albacete Leer más »

portada

Antonio Ferrera indulta a “Liricoso” de Montalvo en Salamanca

“Liricoso” de 535 kg y herrado con el número 42 de Montalvo ha sido indultado por Antonio Ferrera

Antonio Ferrera, que ha indultado a “Liricoso”, ha sido el triunfador de la tarde en La Glorieta y, por su parte, Sebastián Castella y Ginés Marín se fueron de vacío de Salamanca.

Se han lidiado toros de Montalvo bien presentados, de parejas hechuras, ofreciendo un juego desigual, el 1º de nombre “Liricoso” de excelente juego fue indultado.

  • Antonio Ferrera, de azul marino y oro, Vuelta al ruedo y Oreja tras aviso
  • Sebastián Castella, de azul eléctrico y azabache, Palmas y Silencio
  • Ginés Marín, de sangre de toro y oro, Silencio tras aviso y Silencio tras aviso

Se ha registrado media entrada, en tarde de agradable temperatura

A TUMBA ABIERTA EMPEZÓ LA FUNCIÓN, CON INDULTO EN EL PRIMERO.

“Liricoso” de 535 kg y herrado con el número 42, acudió con prontitud y galopando al caballo, que montaba José María González. Desigual empleo en el peto en su único encuentro, cabeceando en algunos momentos, en otros empujando con fijeza.

Mucho motor y codicia en la muleta, sacando extraordinario fondo. Muy torero Ferrera en su apertura por bajo, un látigo de seda en su muleta. Temple mando y ligazon en el manejo del extremeño. Vibrante conjunto.

De mitad de faena para adelante Ferrera se vació en el toreo al natural, con varias tandas de trazo muy largo y vaciando por abajo, abandonado por momentos, precioso un cambio de mano. La olla se fue calentando y la gente empezó a pedir el indulto, siguió toreando el diestro, al final el presidente sacó el pañuelo naranja. “Liricoso” Excesivo premio.

Ferrera, se fajó con el cuarto, un toro rajado y con problemas en los cuartos traseros. Jugando a la perfección con las querencias, en terrenos de rayas, se estiró al natural, muy meritorio. Faena cerebral, de torero en sazón, como en el patio de su casa, labor de menos a más. Estocada entera caída, metiendo la mano con habilidad en la suerte contraria.

Pesó como una losa el indulto en la tarde, una controvertida decisión del palco presidencial, con división de opiniones. Ya nada fue igual.

Se enfrió el ambiente en exceso con Castella en el segundo, como una gota fría, típica de esta hoja del calendario, un volver a empezar.

Un toro con movilidad y rebrincada embestida, al que el de Beziers le hizo una faena en una baldosa, fuera de las rayas, sin dejarse enganchar las telas. Se metió entre los pitones, a medida que el animal perdió fuelle. Casi media estocada, perdiendo la muleta.

Negro chorreado el quinto, apretado de carnes y prominente morillo. Esperó y cortó por el derecho en banderillas “Carabonita”. Por aquellas alturas del festejo el público de La Glorieta ya estaba desconectado, sin opciones Castella decidió abreviar con el deslucido animal. Desafortunado con la espada, se sucedieron los pinchazos.

“Perejiles” muy aplaudido de salida, una lámina este tercero, romaneó en varas, bien sangrado, se empleó bien Agustín Navarro. Le faltó fuelle en la muleta, quedándose a mitad del muletazo. Entregado Ginés Marín le faltó toro, sin fortuna con la tizona, se atascó.

Aleonado, montado arriba el sexto. Escarbó y esperó con la cara entre las manos en banderillas. Eficaz en la brega Antonio Manuel Punta. Brindó Ginés Marín a “El Viti”. Echó la persiana a las primeras de cambio “Avisador”, que ya había avisado en su conducta en los primeros tercios. Porfía sin premio. Metió la mano con facilidad, dejando una estocada trasera y tendida.

Crónica de  Pepe Estévez Agencia EFE //// Fotos Casa Chopera
GALERÍA DE IMÁGENES DEL INDULTO DE LIRICOSO POR ANTONIO FERRERA

Antonio Ferrera indulta a “Liricoso” de Montalvo en Salamanca Leer más »

DmB8LyAXoAMCzTr

Puerta grande para Ginés Marín y Enrique Ponce en Palencia

El diestro Ginés Marín, que cortó tres orejas y se convirtió en el triunfador de la tarde, y Enrique Ponce, con dos apéndices, salieron hoy a hombros por la puerta grande de la plaza de toros de Palencia, mientras que Miguel Ángel Perera se fue de vacío.

Ponce construyó una faena bien hilvanada al primero de la tarde, un toro alto de agujas y corto de cuello. Labor cimentada en el temple y la ligazón, toda ella en una baldosa, con un manejable toro al que pasó por ambos pitones con cadencia. Un final por “poncinas” y una estocada trasera en el segundo envite, le valió para cortar la primera oreja de la tarde.

Tuvo volumen el cuarto, un toro rajado pero de buena condición. La tenacidad de Ponce sacó lo mejor de “Tenaz”, sin llevarle la contraria, embebido en la muleta, siempre puesta en la cara, manejando a la perfección las querencias del rajado animal. Media estocada defectuosa con derrame y otra oreja para él.

Pero todavía quedaba otro nombre propio en la tarde: Ginés Marín, que salió a tumba abierta desde que se abrió de capote con su primero, al que quitó después por saltilleras y gaoneras, en lo que fue toda una declaración de intenciones.

Marín inició la faena de rodillas, con arrucina incluida, a un bravo, pronto y codicioso ejemplar de Montalvo, al que diseñó una labor en la que prevalecieron las ganas y la ambición sobre la razón. Volcánica, un tanto eléctrica, por la senda de la heteroxia, logró la conexión con los tendidos. La estocada al primer envite le valió una oreja.

Ginés Marín lanceó a la verónica de rodillas al que cerraba función, un toro hondo y brocho. El jerezano, pero extremeño de adopción, anduvo nuevamente muy entregado, apostando por la vistosidad y variedad ante un animal manejable, que repitió en la embestida.

Faena de querer mucho, sin reposo, y abrochada con unas manoletinas que terminaron de prender la mecha de una receptiva parroquia. Contundente espadazo, y dos orejas.

El primero de Perera tuvo nobleza y clase, sin embargo, duró poco. El extremeño, muy firme y sin fisuras, abrió la faena rodilla en tierra, para, una vez recuperada la vertical, seguir exigiéndole mucho, muy por abajo todo. Le faltó toro a Perera, desafortunado después con los aceros.

Se picó mal al quinto, muy trasero, lo que propició que no “rompiera” en la muleta, echando la cara arriba a mitad del muletazo, sin fuelle. Esfuerzo de Perera, que intentó llevarlo largo al natural en una labor monótona, plana, de las que no toman vuelo por mucho que se insista.

FICHA DEL FESTEJO.- Toros de Montalvo, desiguales de presentación y de buen juego, con nobleza y movilidad, a excepción del deslucido quinto.

  • Enrique Ponce, de gris perla y oro: Oreja y oreja.
  • Miguel Ángel Perera, de caldera y oro: Silencio tras aviso y silencio tras aviso.
  • Ginés Marín, de azul cielo y oro: Oreja y dos orejas.

En cuadrillas, Javier Ambel y Guillermo Barbero saludaron tras banderillear al segundo

La plaza registró dos tercios de entrada.

Agencia Efe //// Foto Prensa Ginés Marín

Puerta grande para Ginés Marín y Enrique Ponce en Palencia Leer más »

DlZEJagXsAAZ2R3

Morante y Marín triunfan y Talavante borda el toreo, pero sin espada en Almeria

Los diestros José Antonio “Morante de la Puebla” y Ginés Marín cortaron dos y tres orejas, respectivamente, y salieron a hombros en la tercera de feria de Almería, una tarde en la que Alejandro Talavante, que bordó el toreo, paseó un solo trofeo por sus desacierto a la hora de matar a los dos toros de su lote.

Morante, que sorteó dos toros en el límite de la fuerzas, estuvo toda la tarde dispuesto y con impecable actitud, basó sus faenas en un extraordinario repertorio clásico, con remates de otros tiempos y torería a raudales.

Con su primero basó la faena en la mano diestra, dejando tiempo al toro para que repusiera hasta que decidió obligarle y dejó las dos tandas que valieron la oreja. La segunda fue una sinfonía de gusto, remates y desplantes. Torería en suma.

Alejandro Talavante alcanzó cotas artísticas de las que no se recordaban en Almería. Con el quinto, un toro rajadito que tuvo transmisión al hilo de las tablas, el extremeño lo bordó.

Comenzó la faena con un cambiado por la espalda en los medios de rodillas y siguió con la improvisación de los genios, relajado, hundido de riñones, codilleando y toreando con la muñeca, volviendo los tenidos un manicomio. La gente reía feliz, toreaban al aire. Esto y no otra cosa es el toreo. Pero su espada, su mala espada, se encargó de birlarle un triunfo cantado.

Con su primero, segundo de corrida, ya dejó varias series meritorias de naturales y derechazos que malogró con varios pinchazos y un feo metisaca.

Ginés Marín, en una temporada crucial en su carrera, no se dejó ganar la pelea y no desaprovechó ocasión ni quite para dejar constancia de su buena voluntad.

Al salir el sexto toro la plaza era un hervidero de toreo y Ginés Marín lo aprovechó con el mejor toro del envío. Comenzó la faena toreando en redondo de rodillas para llevárselo a los medios con series ligadas de naturales. Los pases de pecho fueron esculturales, de hombro a hombro, y de pitón a rabo.

No desaprovechó al mejor toro de la feria, premiado finalmente con la vuelta al ruedo, y le cortó las dos orejas tras un espadazo trasero.

Ya había tocado pelo Marín también del manejable y rajadito, al que cuajó una faena de gusto y suma despaciosidad, bien refrendada con la espada.

FICHA DEL FESTEJO.- Toros de Núñez del Cuvillo, bien presentados y de interesante juego. El primero, blando; segundo con transmisión y la cara suelta; tercero, noble, cuarto, blando y mansito, el rajado quinto tuvo transmisión al hilo de las tablas, y extraordinario sexto, de nombre “Farfonillo”, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

  • José Antonio “Morante de la Puebla”, de azul marino y oro: pinchazo y estocada (oreja), y estocada (oreja).
  • Alejandro Talavante, de blanco y oro: dos pinchazos, metisaca y estocada caída (ovación); y dos pinchazos y estocada (oreja).
  • Ginés Marín, de turquesa y oro: estocada (oreja con petición de la segunda y dos vueltas al ruedo); y estocada (dos orejas)

En cuadrillas Jesús Diez “Fini” y Manuel Izquierdo saludaron montera en mano tras banderillear al tercero.

La plaza registró tres cuartos de entrada en los tendidos.

 Agencia EFE //// foto @GinesM_Prensa realizada por @EDUFOTOROS

Morante y Marín triunfan y Talavante borda el toreo, pero sin espada en Almeria Leer más »

DlTQuW6X4AEk1wT

Estrepitoso fracaso de la divisa de El Parralejo en su debut en Bilbao

El Parralejo, una ganadería de aún escasa trayectoria, cosechó hoy un sonoro fracaso con el pésimo juego de los seis aparatosos ejemplares con los que debutó en corrida de toros en Bilbao, en el sexto festejo de una Semana Grande que sigue sin remontar el bajo nivel artístico que se extiende hasta la fecha.

El fiasco de El Parralejo estuvo realmente en proporción al descomunal volumen de varios de los astados que embarcó para Bilbao, tan aparatosos, tan exagerados de cuerna y, sobre todo, tan mal construidos y tan descompensados anatómicamente que, por lógica física y natural, estaban abocados a hacer lo que irremediablemente hicieron durante toda la lidia.

Porque, amenazantes por delante, muy rematados y crecidos de cuartos delanteros, hasta presentar muy altas sus aparatosas y astifinas testas, a la mayoría, en cambio, les faltó remate en los caídos o escurridos cuartos traseros, justo donde el toro bravo necesita más potencia y cuajo para poder empujar su cuerpo hacia delante y seguir los pases con el cuello descolgado.

Y más aún si tienen el volumen y el peso de los que hoy pisaron el ruedo bilbaíno.

Esa descompensación física, esa falta de “tracción trasera”, hizo que, en distinto grado, pero sin excepción, todos los “parralejos”, más que embestir, se defendieran a cabezazos, sin humillar, sin celo y sin voluntad alguna de emplearse, o incluso que rodaran por la arena en una lamentable estampa que contradecía la espectacular impresión que causaban a su salida de chiqueros.

Con ellos hizo el vano esfuerzo de buscar el lucimiento una terna de capacitados y rodados toreros extremeños que finalmente se fueron de la plaza con el sabor amargo de pasar desapercibidos por una cita tan determinante como la de las Corridas Generales de Bilbao, aunque también con la íntima satisfacción de, al menos, haberlo intentado todo.

Antonio Ferrera se aplicó en ese infructuoso empeño tirando de paciencia y de pulso, poniéndoselo fácil, con la muleta a media altura, a dos toros, tanto el cinqueño primero como el cornalón cuarto, a los que, como mayor logro, solo consiguió mantener equilibrados para que siguieran su muleta con un corto recorrido.

Miguel Ángel Perera puso en juego su habitual firmeza con el segundo, un toraco de descoordinados movimientos y que terminó desentendiéndose de los engaños, deseoso de irse a las tablas durante todo el largo pulso. Pero no perdió tanto tiempo con el zancudo quinto, que soltó violentos tornillazos a los capotes y se negó con áspero genio a la embestida.

Visto lo visto, el de Badajoz macheteó sin mayor demora, solo que su comprensible desconfianza al entrar a matar hizo que el público, desencantado otra tarde más, acabara por pitarle con cierta crueldad.

Por su parte, Ginés Marín, el más joven de la terna, aportó su ilusión a tan imposible misión, logrando así, al aprovechar las breves inercias y sin exigirles demasiado esfuerzo a los dos feos toros de su lote, algún medio muletazo limpio y hasta ligado, aunque a todas luces insuficientes para conformar una faena de cierta redondez.

FICHA DEL FESTEJO.- Seis toros de El Parralejo, aparatosos de pitones y de gran volumen -con una media cercana a los 600 kilos de peso-, aunque casi todos de descompensadas hechuras, lo que condicionó su juego por falta de empuje en los cuartos traseros, defendiéndose con brusquedad y sin celo alguno ante los engaños.

Antonio Ferrera, de azul noche y oro: estocada baja y descabello (palmas); pinchazo y estocada desprendida (ovación tras aviso).

Miguel Ángel Perera, de caldero y oro: estocada baja y perpendicular, y seis descabellos (silencio tras aviso); dos pinchazos y estocada baja trasera (algunos pitos).

Ginés Marín, de azul rey y oro: estocada desprendida y descabello (silencio); estocada desprendida y delantera (silencio).

Entre las cuadrillas, José Manuel Montoliú saludó tras banderillear al primero.

Sexto festejo de abono de las Corridas Generales de Bilbao, con menos de medio aforo cubierto (unas 6.000 personas aproximadamente), en tarde nublada.

Crónica de Paco Aguado para Agencia EFE /// Foto Prensa Ginés Marín

Estrepitoso fracaso de la divisa de El Parralejo en su debut en Bilbao Leer más »

20180627 214809

Ginés Marín y Galdós, una oreja a cada uno en Las Palomas. Algeciras.

Algeciras, 27 de junio. Con un sol de justicia y 35 grados térmicos. La sombra al 100% y el sol a dos tercios de su capacidad. El coso de Las Palomas con ganas de faena. Los maestros Garrido, Ginés Marín y Galdós .

Sale un toro negro resbaladizo vareao que da un susto a Garrido. Con poca fuerza llega al pique y el gentío pide su retirada. El banderillero prueba el toro en lugar del torero. Se devuelve el toro por inválido.

Garrido de verde botella en el centro y por segunda vez pierde el capote en la tarde. En el pique, estrella el caballo sobre la puerta del callejön y la abre, poniendo la seguridad del callejon en entredicho. Vistoso quite por chicuelinas de pases largos rematada por una larga de rodillas. Tres pares de banderillas de bonita ejecución. Brinda el toro al público que agradece con aplausos. Derechazos y remate de frente a un toro que responde sólo con el trapo en la cara. Sin cambiar de mano pega muletazos sin sabor ninguno. A la izquierda ni responde, voltea y se aleja. El toro se raja y no obedece ni deja lucirse a Garrido. Estocada algo desprendida. Aviso pero no hizo falta descabello.

IMG 20180627 WA0011

Ginés Marín  en el albero, de tabaco y oro, dando muletazos hasta que encuentra al picaor que no estropea mucho al toro.  Gaoneras de mèrito para terminar en una larga. Este toro no vá a estar mucho tiempo en la plaza. Tres naturales, molinete y de pecho. Un toro como diría mi amigo Paco, mejicano y de Estepona “agarradito al piso”. Con estos toros sin casta es imposible hacer una faena medianamente buena. El público pide la muerte del toro. Agonizante y le ha dado una voltereta al diestro que entra a matar. Estocada defectuosa y muerte inmediata. Ovación al diestro y saludo a los medios.

Tercer toro de 495 kilos para Galdós, chicuelinas, verónicas y dos medias. Toro listón en el centro de la plaza, hasta ahora obediente. No han tenido suerte con las banderillas los dos primeros. Pase por alto para recibir , cuatro laterales y una de pecho, de izquierda y el toro protestando. Tanda de cuatro y de pecho llevando al toro. Por lo bajito dos molinetes de rodillas y derechazos de muerte.

 

IMG 20180627 WA0012Pinchazo y media, dos descabellos. Ovación a Galdós.

Negro listón de 470kilos para Garrido que tantea un toro con lances de recibo y media verónica. Poco pullazo llevan en general los toros. Y de banderillas no hay mucho lucimiento tampoco. Faena  sin tirón ni alegría. Toros endembluchos que no responden en el ruedo. Naturales sin arriesgar con la izquierda y lo mismo con la derecha. No da ninguna opción el animal. Manoletinas a cámara lenta. Entra a matar y el astado recibe tres pinchazos y estocada caida. No ha llegado al público la faena, silencio.

Precioso burraco que se tercia con verónicas y termina con media. Tiene un quite muy bonito. Se encienden las luces de la plaza y le dá un brillo especial a Las Palomas.

20180627 214809

Ginés Marin con una tanda de derechazos y de pecho, pase de la flores y ahora de izquierda, buen toro. Inteligente Ginés, llega a la revoleá por alto.  Manoletinas invertidas que levanta al público. Estoconazo. Oreja y vuelta al ruedo.

Último toro de la tarde, negro con divisa verde y amarillo al que Galdós le pega unos buenos muletazos. Buena pinchada se lleva del picador con la puya. Bravo hasta el monento y obediente al capote del diestro que lo lleva a la suerte de banderillas. Tres de buena estampa y que ha sido aplaudido el banderillero por el público. Al capote tanda de derechazos y el de pecho. Bueno con la derecha como  con la izquierda. Tercio de muerte para Galdós que con rapidez se deshace del toro con un estoconazo. Ovación, oreja vuelta al ruedo.

Ginés Marín y Galdós, una oreja a cada uno en Las Palomas. Algeciras. Leer más »

Scroll al inicio