Los diestros Fernando Robleño, Iván Vicente y Cristian Escribano han  lidiado toros de la ganadería de Valdellán el vigésimo noveno festejo de la Feria de San Isidro.

Abrió la tarde Fernando Robleño ante un manso que buscaba salida tras cada muletazo saliendo desentendido. Le costó ligar al madrileño y escuchó palmas tras entera. Firmeza absoluta de Robledo ante el áspero cuarto. Embestía derrotando a mitad del muletazo y le aguantó con firmeza ante las dificultades. Gran estocada de Robleño que saludó ovación. 

Le faltó casta al segundo para Iván Vicente. El torero no lo vio claro en ningún momento y dejó dos pinchazos antes de una casi entera. El quinto apretó en banderillas. Toro que se movió, en la primera tanda con humillación pero luego descompuso su embestida. No fue a más la faena que pasaportó de una entera. 

Despertó la tarde con Cristian Escribano y las verónicas a pies juntos de recibo. Bien cogido en el caballo por Francisco Navarrete. Destacó en banderillas Jesús Alonso que se desmonteró. Buen astado el tercero que se arrancaba con codicia y transmisión y cuajó Escribano tres tandas por el derecho con emoción. Metía bien la cara con humillación pero fue a menos, el viento molestó bastante y estuvo desacertado Escribano con los aceros hasta escuchar los dos avisos. Bien cogido  el sexto por Adrián Navarrete. Raúl Cervantes e Ignacio Martín se desmonteraron tras un buen tercio de banderillas. El sexto fue un toro noble pero no acabó de entregarse en faena intermitente. Escribano mató de casi entera y fue silenciado. 

 FICHA DEL VIGÉSIMO NOVENO FESTEJO DE LA FERIA DE SAN ISIDRO

Plaza de toros de Las Ventas (Madrid). Menos de tres cuartos de entrada.

Se lidiaron toros de la ganadería de Valdellán, muy dispares de presentación y de interesante juego.  Destacado un gran; 3º, bravo, encastado y con mucha transmisión y lo poco que duró el 5°

  • Fernando Robleño, de corinto y azabache, silencio y saludos
  • Iván Vicente,de grana y oro, silencio y silencio
  • Cristian Escribano, de azulón y oro, pitos tras dos avisos y silencio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here