Antonio Bañuelos (UCTL): “Hay una verdadera necesidad de ver toros”

????????????????????????????????????

Antonio Bañuelos “En las ferias de Castellón y Valencia no ha acompañado la climatología pero en las primeras del año, Valdemorillo y Olivenza, ha habido llenos y desde Francia me cuentan que los abonos de primavera marchan a muy buen ritmo”

La temporada taurina en curso, primera en condiciones de cierta normalidad desde 2019, pretende reactivar el engranaje de un espectáculo con vetas medioambientales, culturales, sociales, económicas y demográficas: “hay una verdadera necesidad de ver toros”, ha resumido el presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL), Antonio Bañuelos.

“En las ferias de Castellón y Valencia no ha acompañado la climatología pero en las primeras del año, Valdemorillo y Olivenza, ha habido llenos y desde Francia me cuentan que los abonos de primavera marchan a muy buen ritmo“, ha explicado este viernes en una entrevista con Efe este criador de bravo en Burgos y presidente de la UCTL desde mayo de 2020.

Esta expectación no sólo responde a una realidad sino que supondrá un alivio para “el segundo espectáculo de masas que más IVA tributa después del fútbol”, y principalmente para las ganaderías, sin salida de productos durante las campañas de 2020 y 2021 debido a la pandemia, ha reflexionado.

Para Antonio Bañuelos, el sistema debe proporcionar al ganadero “la capacidad de subsistir” a través del protagonismo que tiene como criador de un animal que hay que mantener entre tres y cinco años, y cuyo precio final oscila entre 4.500 y 5.500 euros por unidad.

Durante los años de pandemia, la cabaña brava ha acumulado “un remanente altísimo que hay que sacar, ayudar a simplificar” mediante ayudas al sacrificio, a la reducción de vacas de vientre para adaptar al mercado el volumen de la ganadería, e incluso para la celebración de festejos, ha planteado.

La intervención en el precio de la carne de lidia, actualmente a unos precios “muy por debajo” del coste de la crianza de un cuatreño, es otra de las propuestas de Bañuelos, quien ha recordado cómo durante los años de pandemia sólo se dio salida a un 1 por ciento de los 11.000 astados preparados para la temporada de 2020, y a un 40 por ciento en la pasada de 2021.

Frente a los cerca de 150 millones que tributa en IVA la fiesta brava, “tan sólo recibimos 60.000 euros: la mitad como subvención a la Fundación Toro de Lidia y la otra mitad para la dotación del Premio Nacional de Tauromaquia que anualmente concede el Ministerio de Cultura y Deportes”, cuyos últimos responsables, “antes Uribes y ahora Iceta han demostrado desconocer la esencia de la tauromaquia”, ha expuesto.

El Ministerio de Cultura “no ejerce sus competencias sobre la tauromaquia cuando está obligado a proteger, fomentar y defender todo lo relacionado con el toro”, ha insistido.

Prueba de ello, ha puesto como ejemplo, ha sido la no inclusión de los espectáculos taurinos en el bono cultural joven recientemente aprobado por el Consejo de Ministros, lo que en su opinión representa “un agravio ideológico tremendo”.

El presidente de la UCTL tampoco cree que se tenga en cuenta la “extraordinaria repercusión económica” que tienen las ciudades donde se celebran ferias taurinas: de unos 6 millones de euros en plazas de segunda categoría y de 60 millones en Madrid “durante la Feria de San Isidro, única que llena todos los días un aforo de 24.000 localidades”, ha puntualizado.

Bañuelos, criador de bravo desde 1993 en la provincia de Burgos, a más de mil metros de altitud entre Merindad de Río Ubierna y Hontomín, también ha criticado la no consideración como artistas de los profesionales taurinos, lo que ha impedido la recepción de ayudas suficientes, antes con motivo de la pandemia y ahora ante la llegada de los fondos europeos de recuperación.

Por último, el presidente de la UCTL ha observado un creciente interés de la juventud hacia la tauromaquia de forma paralela “al acoso que padece”, ya que “en cuanto acuden a las redes sociales se empiezan a explicar todo al ver el desconocimiento y la falta de argumentos de ese acoso”.

Al mismo tiempo, ha concluido, “conocen de primera mano el hábitat del toro de lidia, uno de los animales más cuidados de la naturaleza, y el lugar que ocupa en la cadena alimentaria con una carne excepcional, única y con un sello de calidad” que la UCTL, en colaboración con la Universidad de Córdoba, va a promocionar en ferias, salones y tiendas gourmet.

Agencia EFE