Puerta Grande para Ventura y Curro Díaz en la primera de Linares (Jaén)

El rejoneador Diego Ventura y el diestro Curro Díaz, con dos orejas cada uno, inauguraron hoy la Feria de San Agustín de Linares compartiendo salida a hombros por la Puerta Grande del coso de Santa Margarita, en una tarde en la que Ginés Marín obtuvo también un apéndice.

Con una excelente entrada en los tendidos de Santa Margarita, casi tres cuartos, se inició la feria taurina de San Agustín que tuvo en el rejoneador Diego Ventura y Curro Díaz a sus primeros triunfadores.

Diego Ventura desorejó a su segundo oponente tras una labor en la que templó de costado a milímetros de los pitones, clavando buenos pares al quiebro y sobre todo uno, a dos manos, que puso la plaza en pie. Las cortas y una rosa para finalizar con un rejonazo final que le pusieron las dos orejas en sus manos. Con su primero, perdió los trofeos por dos pinchazos, en otra labor vibrante y buena.

Curro Díaz sorteó en primer lugar un toro que soltó mucho la cara. Esfuerzo del torero en varias tandas de derechazos de mucho mérito. Cortó una oreja y se le pidió la segunda. Con su segundo, lo cuajó de nuevo a la verónica, llegando el animal muy parado al tercio final. Se entregó el linarense en una labor de más mérito que lucida. Lo mató de una sensacional estocada cortando una oreja.

Ginés Marín quedó inédito con su primero, un toro que llegó muy parado al tercio final, luciéndose sólo con el capote en un recibo vibrante y variado. Con su segundo, toro noble, escaso de fuerzas y rajado al final, le ligo una estimable faena de muleta en la que predominaron las ganas de triunfo. Antes, de nuevo se lució con el percal. Cortó una oreja.

FICHA DEL FESTEJO

Dos para rejones de Ruserfer, correctos de presencia y nobles, y cuatro de La Palmosilla en lidia ordinaria, desigualmente presentados y de juego variado.

  • El rejoneador Diego Ventura, ovación y dos orejas tras aviso.
  • Curro Díaz, oreja con petición de la segunda y oreja.
  • Ginés Marín, que sustituye a El Fandi, silencio y oreja con petición de la segunda.

Antes de romperse el paseíllo se guardó el tradicional minuto de silencio en el 72 aniversario de la mortal cornada al diestro cordobés Manuel Rodríguez Sánchez «Manolete» por el toro «Islero» de la ganadería de Miura.

La plaza registró casi tres cuartos de entrada en tarde de calor.

CRÓNICA DE AGENCIA EFE, FOTO PRENSA DIEGO VENTURA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here