NÚÑEZ DE TARIFA | Morante de la Puebla – José María Manzanares – Alejandro Talavante


Plaza de toros de Segovia, 30 de Junio de 2018. Feria de San Pedro. Casi lleno en tarde agradable. Seis toros de Núñez de Tarifa, correctos de presentación.

Morante de la Puebla (palmas y bronca)

José María Manzanares (palmas y dos orejas)

Alejandro Talavante (dos orejas y oreja)

 

Tarde entretenida en la que un inspirado Talavante logró cortar tres orejas, otras dos orejas sumó José María Manzanares y en la que el diestro sevillano no tuvo su tarde.

 

Saltó el primer toro de la tarde para Morante de la Puebla, un animal bien hecho y corto de hechuras. Le recibió el torero de La Puebla del Río con un ramillete de buenas verónicas. El toro manifestó estar escaso de fuerza y falto de raza, pero poseía un fondo de nobleza que le hacía querer coger los engaños pero sin llegar a terminar. Morante instrumentó bellos muletazos con ambas manos, pero sin llegar a coger calor en el público.

El segundo de la tarde, un animal tan justo de presentación como de fuerzas. José María Manzanares, intentó sacar provecho del animal jugando muy bien los tiempos. Instrumenta buenas tandas de muletazos pero sin llegar a calar en los tendidos. Con la espada letal.

El tercero de la tarde correspondió al torero extremeño Alejandro Talavante. Inicio un explosivo inicio con el capote con dos serpentinas de las que salió apretado por las embestidas del animal. Apenas sin ser castigado el toro en varas, rápidamente se vio la disposición que traía el torero. Le ejecuta un templado quite por gaoneras que remata con una revolera. Destacar buenos pares de Juan José Trujillo. Con la muleta inicia con unos estatuarios en el centro la plaza. Rápidamente conecta con un público entregado que capta el momento sensacional que atraviesa el torero. Con la mano izquierda instrumenta tandas de muletazos muy templados, manejando sensacionalmente los vuelos y tiempos. Remata con una serie de manoletinas ajustadas y tras una estocada fulminante logra cortar dos orejas del toro.

El cuarto toro fue devuelto por falta de fuerzas y salto al ruedo un animal berrendo en negro. Morante de la Puebla lo recibe con unas bellas y arrebatadas verónicas. Se la jugó Lili en la salida del segundo par de banderillas. El toro carecía de cualquier virtud que pudiera servir para la faena. Morante en el intento de abreviar con el animal, se alargó por falta de acierto con los aceros, escuchando una fuerte bronca por parte del público.

El quinto de la tarde de José Mari, fue un toro de pelo jabonero sucio. Lo recibe con un ramillete de verónicas llegando hasta los medios. Ya con la muleta, Manzanares vio que la principal virtud del animal era siempre dejarle la muleta en la cara, no dejarle pensar y atacarle siempre en corto. Así lo hizo. El toro embestía con ese punto de raza que hacía que los muletazos resultaran rotundos por ambos pitones. Faena de mando y poderío del alicantino. Con la espada volvió a ser el cañón que acostumbra cada tarde.

El sexto de la tarde para Alejandro Talavante, inició el capote con un bello recibo por faroles y proseguir con largo recibo a pies juntos muy templado. Rápidamente cogió Talavante la mano izquierda para volver a deleitar al público segoviano con una faena llena de entrega. Tremenda la forma en la que afrontó la faena el extremeño, queriendo en todo momento sacar la poca condición que tenía el animal. Tras un pinchazo recetó una estocada y logró cortar una oreja.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here