Los novilleros Marcos y Antonio Grande han cortado dos orejas cada uno en el primer festejo de la feria de Nuestra Señora de San Lorenzo en Valladolid, mientras que Fernando Plaza se fue de vacío.

Marcos mostró una excesiva facilidad y buen oficio, muletero seguro, con el jabonero que abría feria; un bombón de dulce embestida. Corrió bien la mano diestra, y hubo temple y ligazón frente a la pastueña y enclasada bravura de “Cazallo”. Sin embargo, todo resultó muy frío ya que al conjunto le faltó fibra.

Con el cuarto, al que recibió con una larga cambiada y un farol en los tableros, firmó Marcos un inicio de faena muy torero: bien estructurada en los tiempos y distancias, con un novillo que tuvo movilidad y repetición en la embestida, “Lanzador” de humillación y fondo.

 Mano baja y trazo largo, aunque la figura resultara excesivamente retorcida. Epílogo entre los pitones con circulares invertidos y muletazos de ida y vuelta. No dejó escapar el triunfo Antonio Grande y se fue acoplando de mitad de faena para adelante con el segundo, de rebrincada embestida por la justeza de fuerza.

En el tramo final firmó los mejores pasajes al natural, dejando destellos de su buen concepto. El gran espadazo le valió una oreja.

Cuajo el del astifino quinto, lidiado con eficacia, hizo un esfuerzo el salmantino Grande frente a un novillo con genio y de embestida descompuesta. Tiró el novillero de raza en un trasteo de querer, en el que primó la voluntad sobre el lucimiento y así, no se dejó nada en el tintero, pues resultó capaz.

Fernando Plaza dejó a las claras que no venía a pasar la tarde con un mayestático inicio de faena en el tercero, tras brillar con los palos Sergio Aguilar, con varias coladas.

Asentada la planta de Plaza, sus piernas atornilladas en la arena, aguantó la pesada embestida del novillo, que se lo pensaba a la hora de tomar la muleta que ofrecía el madrileño.

Toques sutiles y toreo de muñeca, muy por encima de su oponente. Lo emborronó todo con la espada.

Largo de viga el castaño sexto, que empujó con fijeza en el peto, reponía en la embestida y soltaba la cara en el último tercio.

 FICHA DEL FESTEJO

Se han lidiado novillos de Torrealba, desiguales de hechuras y remate, de juego variado destacando el primero y el extraordinario cuarto, con genio el quinto y el sexto.

  • Marcos: estocada, caída tras pinchazo y ovación. Estocada atravesada y dos orejas.
  • Antonio Grande: estoconazo y oreja. Más de media estocada y oreja.
  • Fernando Plaza: media estocada defectuosa tras tres pinchazos y silencio tras aviso. Media estocada tras pinchazo y silencio.

Se ha registrado un cuarto de entrada en tarde fría y desapacible.

Agencia EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here