La Esperanza, Lima, se rinde a David Galván

Foto: Gonzalo Yanallalli

Impactante actuación del gaditano en la Plaza de La Esperanza. 

Preciosa faena al primero de su lote, en la que solo la tardanza del toro en caer tras la estocada, redujo el premio a una clamorosa vuelta al rueda a instancia de la propia presidencia.

Ante su segundo, un muy serio toro de Camponuevo, Galván formó un auténtico lío con su personal forma de interpretar el toreo. Encajado, acompañando las embestidas con el pecho y una suavidad inmensa en los vuelos. La estocada en todo lo alto, puso en sus manos el doble trofeo y el reconocimiento unánime de la afición limeña