El temple de Fernando Plaza y la capacidad de Víctor Hernández destacan en Guadarrama

47

GABRIEL ROJAS – JANDILLA
Fernando Plaza – Víctor Hernández – Diego García
 


Plaza de toros de Guadarrama, 2 de Octubre de 2022. Un cuarto de plaza en tarde agradable. Tres novillos de Gabriel Rojas bien presentados y tres novillos de Jandilla correctos de de presentación.

Fernando Plaza (oreja y oreja)

Víctor Hernández (dos orejas y palmas)

Diego García (silencio y oreja) 


 

Arrancó desafío ganadero con un primer novillo herrado con el hierro de Jandilla, al que Fernando Plaza se lo sacó hasta el mismo centro del ruedo en un largo y templado saludo con el capote. Con la muleta, Fernando inicio la faena con una serie de estatuarios a pies juntos. Con la figura siempre erguida, fue dibujando una faena llena de ritmo con muletazos largos y siempre con la virtud del temple, parte esencial de la faena. Buen colaborador el de Jandilla, con mucho fondo y calidad en sus embestidas al que Plaza mató de estocada. Oreja

Con el segundo de su lote, un serio novillo de Gabriel Rojas, Fernando volvió a demostrar el concepto vertical en su toreo de capote. Con la muleta, volvió a realizar una faena pausada, con elaboración, a base de aguantar y sujetar al manso novillo su huida a toriles y siempre con la muleta en la cara, dejando muletazos por ambos pitones de mucho calado. Mató de estocada y dos descabellos recibiendo una oreja.
 

Llegaba Víctor Hernández a Guadarrama después de cortar una oreja en la plaza de Madrid el día anterior. Abrió la tarde un novillo con el hierro de Vegahermosa. Con la muleta realizó una faena de calidad en la que destacaron la profundidad de los muletazos por el pitón derecho. Faena que remató de estocada fulminante y recibiendo como premio las dos orejas. Al novillo se le premió con la vuelta al ruedo.

Con el segundo de su lote, Víctor se topó con otro serio y manso de Gabriel Rojas que se quería rajar constantemente. Faena con muletazos de calidad que no logró alcanzar el calor del público. Mató de estocada y recibió palmas.

Mucho mérito el de Sanse Diego García que hacía el paseíllo en Guadarrama 24 horas después de que un novillo le pegara una cornada en Boadilla del Monte. Diego se topó con un primer novillo con el hierro de Gabriel Rojas, fuerte, serio y con más cuajo de toro que de novillo. Poco pudo hacer con un manso que desarrollo peligro en cada arrancada que ofrecía. 

Con el segundo de lote con el hierro de Jandilla, Diego volvió a demostrar el toreo de calidad que atesora. Cuajo con el capote con bellas verónicas unidas a varias chicuelinas hasta el mismo centro de la plaza. Con la muleta, inicio faena con varias tandas con la mano derecha, donde siempre predominó la ligazón al buen colaborador. Entrega total del torero de Sanse que no se dejó nada en casa, tras una buena estocada, el palco presidencial no quiso que acompañara a sus compañeros en la foto de la puerta grande.

Fotos: El rey toro