Dos orejas, una para Juan Manuel Munera y otra para Andy Cartagena, fue lo que dio de sí la segunda de abono de la Feria de la Virgen de los Llanos de Albacete, un festejo de rejones que tuvo que suspenderse a la muerte del cuarto toro por culpa de una fuerte tormenta.

Se lidiaron cuatro toros de los herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, reglamentariamente despuntados para rejones, nobles y sosos.

  • Andy Cartagena, palmas y oreja.
  • Diego Ventura, silencio en el único que mató.
  • Juan Manuel Munera, oreja en el único que mató.

El festejo quedó suspendido a la muerte del cuarto, segundo del lote de Andy Cartagena, que ya durante su faena tuvo que soportar un tremendo aguacero. Una vez finalizada la lidia se acordó la suspensión del espectáculo, pues el estado del piso, que iba embarrándose en cuestión de segundo, podía poner en serio peligro la integridad de los jinetes y de sus cuadras.

La plaza rozó el lleno en tarde que amenazaba lluvia desde el principio y que descargó en forma de fuerte aguacero durante la faena al cuarto.

Agencia Efe

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here