Disposición y entrega de Cerrato y Adame en Guadarrama

42
DOLORES AGUIRRE
Pablo Atienza – Alejandro Adame – Víctor Cerrato
 


Plaza de toros de Guadarrama, 29 de Septiembre de 2022. Un cuarto de plaza en tarde de lluvia. Seis novillos de Dolores Aguirre bien presentados.

Pablo Atienza (silencio y silencio)

Alejandro Adame (silencio y silencio)

Víctor Cerrato (silencio

Nota: El festejo se suspendió por lluvia a la muerte del quinto novillo. 

Saludo en banderillas Ángel Otero


 

Primera de las novilladas programadas de la Feria Taurina de Guadarrama 2022 con el hierro sevillano de Dolores Aguirre. Festejo que se suspendió a la muerte del quinto novillo por la lluvia. 

Abrió la Feria y la tarde Pablo Atienza que se encontró con un novillo serio, cuajado, hondo. Un tío. Novillo nada fácil al que Pablo le costó adaptarse a las condiciones del animal. Hizo el esfuerzo intentando alargar las embestidas del novillo pero sin lograr el calor de los tendidos. Se atasco con la espada recibiendo silencio. 

Con el segundo de su lote, un novillo, sin ser fácil tuvo la virtud de la nobleza. Animal que marcó la querencia en los terrenos de toriles desde los inicios, Pablo logró sacarle muletazos por ambos pitones a base de atacarle y no dejarle parar en cada arrancada pero sin llegar a calar en el tendidos. 

Alejandro Adame recibió al segundo novillo de la tarde, un animal ligero de carnes y alto de agujas. Novillo justo de fuerzas que no acabó de romper para adelante. Adame le puso voluntad a la faena de un animal de embestidas cortas y descompuestas. Silencio

Con el quinto de la tarde, Adame consiguió los mejores momentos de la tarde lluviosa. Tras un buen recibo capotero, logró los mejores muletazos por el pitón derecho a un animal con un buen fondo de movilidad y nobleza. Faena de entrega del torero mexicano, perdió un triunfo por el fallo con los aceros. Silencio. 

Víctor Cerrato en el único novillo que lidió, se encontró con un animal nada fácil. Antes lo recibió con el capote de forma lucida y variada. Derribó en el caballo, y banderilleo de forma excepcional Ángel Otero con gran exposición obligado a saludar montera en mano. Con la muleta, Víctor se encontró con un novillo nada fácil. Muy mirón, midiendo al torero en cada muletazo con arrancadas sin franqueza. Víctor hizo el esfuerzo y tiró de momentos de valor en los finales de faena. Mató de buena estocada. Silencio. 

Fotos: El rey toro