Tarde triunfal del novillero madrileño ante un exigente lote de Torrenueva al que cortó tres orejas.

Lleno en los tenidos de la plaza de toros de Becerril de la Sierra para presenciar la fuerte novillada de Torrenueva que lidiarían José David Cadavid, Jesús Martínez y Quinito.

El nombre más destacado de la tarde fue sin duda el de Jesús Martínez. Comenzó la faena del primero de su lote con un inicio de faena por bajo rematado con muletazos de bella factura, sin solución de continuidad, se puso a torear con la mano derecha. Supo acoplarse rápidamente a las embestidas de su oponente, templándolas y llevándolas sometidas hasta el final. En el ecuador de la faena trazó tres muletazos con la figura relajada y un pase de pecho de pitón a rabo que calaron con fuerza en el tendido. Terminó la faena con ajustadas manoletinas y una efectiva estocada hasta los gavilanes que hizo caer al novillo de inmediato.

El segundo de su lote exigía la firmeza que el novillero madrileño mostró, estuvo muy asentado y aguantó miradas de un novillo que no terminó de humillar. La entrega fue máxima y el respetable correspondió jaleando los muletazos de Jesús Martínez, que tuvieron mucho mando y recorrido. Se tiró a matar muy recto y, de nuevo, dejó una gran estocada, el pinchazo que la precedió dejó el premio en una oreja de mucho peso.

José David Cadavid y Quinito fueron silenciados, y Jesús Martínez se marchó a hombros en solitario, siendo el claro triunfador de la tarde.

TEXTO Y FOTOS: Ismael Díaz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here