Gran dimensión de Francisco de Manuel con dos orejas del quinto novillo. Mientras que Diosleguarde e Isaac Fonseca se iban de vacío con una novillada del Puerto de San Lorenzo complicada pero con matices.

La-Ventana-del-Puerto

 


PUERTO DE SAN LORENZO-DOMINGO HERNANDEZ | Francisco de Manuel – Manuel Diosleguarde – Isaac Fonseca


Plaza de toros de Collado Mediano, 25 de Agosto de 2019. Tercer festejo de Feria. Plaza llena en tarde agradable. Seis novillos de Puerto de San Lorenzo – Ventana del Puerto bien presentados y de juego desigual.

Francisco de Manuel (ovación con saludos y dos orejas)

Manuel Diosleguarde (silencio y silencio)

Isaac Fonseca (silencio y silencio)


Con triunfos del año pasado como el Alfarero de Oro 2018 en Villaseca de la Sagra y puertas grandes como Colmenar Viejo, Mont de Marsan y Guadarrama con tres orejas, fué el primer torero en cortar una oreja en Las Ventas este año. Francisco de Manuel ha sorteado dos novillos muy distintos. Frente al primero imprimió mucha verticalidad en los vuelos del capote. Fácil, capaz y sobre todo muy marcado por un concepto muy personal. Instrumentó un quite por verónicas y destacó con los palos el torero de Colmenar Juan Carlos Rey. Con la muleta, De Manuel sacó muletazos largos y limpios de mucho mérito ante un animal con las fuerzas justas pero con un fondo de nobleza que le hacía mantenerse en pie. Recibió ovación con saludos.

Con el cuarto de la tarde, Francisco de Manuel toreó magistralmente bien con el capote, jugando bien los vuelos y rematando con una bella media. Con la muleta instrumentó una faena basada en la paciencia. El novillo con una embestida descompuesta, fue afianzándose a medida que el torero avanzaba la faena, «haciendo» al novillo y acabó dibujando muletazos largos, muy embebidos en los vuelos de la muleta de trazo largo y poderoso. Finalmente optó por el arrimón entre los pitones que tras la estocada fulminante donde se concedió las dos orejas.

Manuel Diosleguarde novillero salmantino ha triunfado en plazas como Sevilla donde aún sin cortar orejas, a sido uno de los triunfadores. Recibió al primer novillo de la tarde con verónicas de trazo suave. Cumplió el novillo en el caballo y realizó un quite por chicuelinas muy ajustadas. Con la muleta, el novillo a pesar de la movilidad que tenía, exigía mando y llevarlo tapado siempre por abajo en la muleta, detalle que le faltó a la faena. Soltaba la cara en cada embroque, y los muletazos aún no resultando limpios, conllevaban ese punto de emoción hasta el instante en que el torero resultó volteado. Silencio

El quinto novillo resultó el más fuerte del encierro. Destacó en el caballo los puyazos de Alberto Sandoval. La faena de muleta no consiguió calar en el tendido. El novillo acuso la falta de fuerza y un tanto descompuesto en las embestidas. Diosleguarde no se vino abajo, con una gran voluntad por parte del torero quiso sacar agua de un pozo casi seco. Silencio como resultado.

El mexicano Isaac Fonseca novillero de la Escuela Taurina de Colmenar Viejo quedó triunfador de la VII edición del «Camino hacia Las Ventas» y donde el día antes había conseguido salir a hombros de la Plaza de Toros de Colmenar Viejo con la novillada santacolomeña de Flor de Jara. Ya en los lances de recibo al primero de su lote, el animal le marcó varias veces que se acostaba por el pitón izquierdo. Manseó en el segundo tercio, con la flecha indicada de la querencia hacía toriles, dificultando las labores de la lidia. Faena con un animal complicado, flojo y desrazado que dejaba los pitones a la altura del pecho de Fonseca cada vez que pasaba. Intentó sacarlo de los terrenos de la querencia, pero era una labor casi nula debido a la condición del animal. Manso el novillo, pero bravo el novillero que intentó sobreponerse al animal concluyendo con manoletinas ajustadas. Silencio.

Con el sexto, Fonseca recibió al animal con una larga cambiada. Seguramente espoleado por el triunfo del día anterior en Colmenar Viejo donde consiguió salir a hombros. Inició por estatuarios muy ajustados en los que el animal se acostaba y en el tercer muletazo fué cogido sin consecuencias. Novillo mirón y casi siempre midiendo al torero en cada tanda, donde la embestida que hacía siempre por los adentros de los engaños. Fue silenciado su labor.

NOTA: Destacó en banderillas Juan Carlos Rey y Alberto Sandoval a caballo.
FOTOS: Marisa de la Torre

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here