Triunfalismo de Adame en la primera de Huesca con mal ganado

Joselito Adame sale por la puerta grande en la primera del abono oscense tras cortar tres orejas más que baratas. Con un mal encierro de Antonio Bañuelos. Ferrera y Jorge Isiegas cortan una oreja cada uno.

 

Antonio Ferrera: Temblador, que abría la feria, tembló de flojo en el saludo capotero de Ferrera. Aciago resultó el tercio de banderillas. En el segundo muletazo voltereta cayendo sobre los lomos el de Bañuelos, que fue lo que le faltó para acabar con cualquier atisbo de esperanza de que hubiera faena. Lo intentó y alargó la labor pero no sacó nada positivo el diestro ante un astado que no podía con sus muchos kilos. Se le concedió el trofeo sin llegar la petición ni a la mitad. Frío el saludo capotero a su segundo. La única puya la recibió estando el picador a mitad de camino de su sitio. Desde el comienzo del último tercio Condorpaso se quedaba a mitad de paso en el muletazo. Descompuesto el final de cada embite. Otro sin humillar y sin raza ni casta. Tampoco contó el de Villafranco en esta ocasión con material. Mal con el acero.

Joselito Adame: saludó a la verónica de manos bajas a su primero. Dos puyas recibió, una de cada picador. Quite por delantales y la serpentina de remate. Basó la lidia sobre el pitón derecho faltando mando y temple, por momentos mal colocado. Lo poco al natural estuvo exento de limpieza. Ejecutó la suerte suprema a recibir y cobró un estoconazo. Aplaudido el toro al arrastre, siendo su virtud de Cebollino la de moverse. Con verónicas y chicuelinas recibió al quinto de la tarde. En la entrada al caballo dobló las manos. En el tercio de banderillas se cayó dos veces más e incomprensiblemente continuó en el ruedo. Lógicamente hubo de empezar llevándolo por alto. Le dio tiempos y distancias más las condiciones del toro no posibilitaron que cuajara la faena, con un Adame haciendo guiños a los peñistas. Necesitó varios descabellos. Le concedieron la oreja pedida por solo un cuarto de plaza.

Jorge Isiegas: con dos largas cambiadas recibió a su primero, saliendo posteriormente suelto de los lances a la verónica. Quite por saltilleras. El inicio muleteril con el pase cambiado de espalda citando desde los medios. Deslucida la embestida de Apagador, que además protestaba al final de cada lance. Debió el maño bajarle la mano pues casi siempre llevaba la cabeza alta el burel. Hizo honor a su nombre y se fue el de Bañuelos apagando, acabando por rajarse. Entró a matar sin muleta siendo cogido. La muerte del toro fue un auténtico Vía Crucis. Se quedaba cada vez más corto el cierraplaza en el capote de Isiegas en los primeros capotazos. Mostró los mismos síntomas de flojera que el resto de sus hermanos en el tercio de banderillas. Empezó muleta en mano doblándose por bajo. Luego a media altura iba el astado andando. Tuvo que cuidar no se le cayera, cosa hacía o amagaba hacerlo a la que le bajará algo la mano. Con esos mimbres el maño no sacó nada potable, a destacar sus ganas y actitud.

 

Plaza de toros de Huesca (2ª), 1ª de abono: más de tres cuartos de entrada. Ganadería de Antonio Bañuelos: de desigual presentación y escaso juego, flojos, descastados, excepto el segundo, aplaudido al arrastre, que fue noble y tuvo movilidad.

Antonio Ferrera: oreja y aplausos.

Joselito Adame: dos orejas y oreja.

Jorge Isiegas: silencio y oreja.

Crónica: Fiesta Nacional.