Triunfal salida a hombros de la terna en Almendralejo

Primer festejo del abono de Almendralejo que conmemora este año el 110 cumpleaños del Coso de la Piedad

Morante de la PueblaEmilio de Justo y Andrés Roca Rey han trenzado el paseíllo esta tarde en Almendralejo inaugurando el abono del Coso de la Piedad que conmemora este año su 110 cumpleaños. Y para ello se han lidiado astados de Núñez del Cuvillo.

 
 
Morante de la Puebla topó con la embestida un poco descompuesta del primero y no le permitió lucirse como quería en su saludo capotero. El inicio de muleta muy pinturero y torero anunció algo que no ocurrió. El de La Puebla del Río realizó tandas por ambos pitones sin llegar el astado a humillar del todo. La embestida sin entrega dominó una medida faena. Mal con la espada escuchó aplausos. Morante se fue a sol, cerca de toriles, evitando los efectos del aire, para capotear a su segundo viéndose algo comprometido. Desorden durante el tercio de varas con un Núñez del Cuvillo a su aire y manseando. Empezó doblándose por bajo. Se rajó a las primeras de cambio. Morante puso empeño y sacó tandas pegado a tablas en la misma puerta de toriles. Consiguió levantar al público gracias a la ligazón de los pases y a su profesionalidad. Con una media lo pasaportó. Recogió dos orejas.
 
 
 
Emilio de Justo lanceó con suavidad a la verónica para recibir al segundo de la tarde. Por chicuelinas al paso lo llevó al caballo. Efectuó un quite por delantales y la media. Se estiró por bajo muleta en mano para continuar posteriormente con el toreo en redondo. La emoción vino al natural, por donde el de Torrejoncillo lo entendió llevándolo largo, calando la faena en toda la plaza. Lo finiquitó de un estoconazo tras aviso y paseó las dos orejas. Emilio desplegó suavemente el capote para saludar al quinto sin lucimiento por lo que prosiguió por chicuelinas. Tras la vara de rigor se echó el astado. La labor se cimentó en el temple, con un control de tiempos y distancias que le permitieron hilvanar pases largos y limpios. Muy por encima del burel lo exprimió al máximo. Estoconazo fulminante. Paseó los máximos trofeos.
 
 
 
Andrés Roca Rey debutó en el Coso de la Piedad recibiendo a su primero con el compás abierto y bajando las manos. Quitó por chicuelinas. No sonaron al unísono los compases durante el tercio de muleta. Los lances se sucedieron sin más faltando acople entre diestro y burel. Cortó dos orejas sin ser mayoritarias. Amagó con irse al suelo varias veces el cierra plaza mientras pasaba por el capote del peruano. Comenzó con el pase cambiado de espadas citando desde los medios y pasándoselo muy cerca en repetidas ocasiones. Se vio un Roca Rey más metido en faena aunque algo acelerado. Toda la lidia se circundó por el pitón derecho. Terminó en cercanías. Alargó en exceso. Tras una casi entera y varios descabellos escuchó dos avisos. Se le premió con un apéndice
 
 
 
FICHA DEL FESTEJO

Plaza Coso de la Piedad (Almendralejo). Casi lleno en tarde agradable. Toros de Núñez del Cuvillo, de aceptable presentación, excepto el primero, justos de fuerzas y manejables. Al segundo se le dio la vuelta al ruedo. Se guardó un minuto de silencio con posterior suelta de palomas por la guerra en Ucrania

Morante de la Puebla (mostaza y oro con cabos negros): Aplausos y dos orejas

Emilio de Justo (tabaco y oro): dos orejas y dos orejas y rabo

Roca Rey (azul rey y oro): dos orejas y oreja
 
 
 
Crónica: Fiesta Nacional
Fotografía: Ismael Rodríguez