Rotundo Isaac Fonseca en Guadarrama cortando tres orejas

Isaac Fonseca puso la Feria de Guadarrama muy cara, con una tarde rotunda del mexicano que arrancó tres orejas. Antonio Grande estuvo voluntarioso y Jaime González-Ecija no le cogió el aire a los novillos marcado por el vendaval que sopló.

Arrancó la gélida tarde y con un vendaval en Guadarrama para el salmantino Antonio Grande. Faena al primer de Gabriel Rojas en la que el torero mostró voluntad y ganas, pero donde era casi imposible dominar los trastos de torear. Mató estocada tendida y saludó una ovación cariñosa.
Con el segundo novillo de su lote, Grande se encontró con un novillo serio, cuajado, donde la faena no acabó de alcanzar los vuelos deseados. Novillo exigente que pidió mando, pero donde Antonio poco pudo hacer debido al viento. Mostró ganas por intentar robarle algún muletazo al animal, pero fue prácticamente.

La tarde que marcó Isaac Fonseca en Guadarrama fue de una entrega total de un torero que tiene claro lo que quiere ser. El primer novillo que le correspondió, consiguió sacarle muletazos a base de paciencia y esperarle donde en las primeras tandas, donde el animal no llegaba a definirse. A partir de media faena le arrancó los mejores muletazos de uno en uno, donde llegó a ser prendido sin consecuencias. Mató de estocada entera y cortó una oreja.
Con el segundo animal de su lote, Isaac se encontró con novillo encastado y repetidor. Ya en el caballo se empleó y empujo con la cara abajo, tirando de riñones. En banderillas destacó Jesús Robledo «Tito» en un par de mucha exposición, dejándose los pitones en el mismo pecho. Hacía justo hoy dos años del brindis al gran aficionado de Guadarrama, José Carlos González Mateos, fallecido en el mes de julio y quiso Fonseca «cerrar ese gesto» con un emotivo y bonito brindis al padre, lo que sería como una premonición de lo que a continuación llegaría en la faena de muleta. Volvió a repetir la dimensión de torero que ha marcado toda esta temporada. En los primeras tandas, el novillo encastado y repetidor se encontró con un torero bravo, de raza que dibujo muletazos por abajo a un animal muy exigente que no permitía un error. Con la izquierda Fonseca tiró de muletazos largos, con mando y mucho poder. Faena medida, justa que cerró Isaac con un espadazo contundente, recto en el viaje y de resultado letal de necesidad para el buen novillo. Dos oreja rotundas y vuelta al ruedo al novillo Lancero número 14. 

Jaime González-Écija el menos placeado de los tres, estuvo voluntarioso queriendo sacar muletazos de un animal que acabó huyendo a la puerta de toriles, donde el vendaval marcó toda la faena. Se atragantó, con el descabello y le sonó un aviso antes de escuchar silencio. Con el sexto novillo, otro buen ejemplar de Gabriel Rojas, le robó muletazos largos y templados a un animal noble. Volvió a jugarle una mala pasada la espada. Silencio.

 

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Guadarrama, Madrid. Tercer festejo de feria. Novillada picada. Novillos de Gabriel Rojas. Media de entrada del aforo permitido.

Antonio Grande ovación y silencio .

Isaac Fonseca, oreja y dos orejas.

Jaime González-Ecija silencio y silencio.

Se premio con la vuelta al ruedo del quinto novillo con el número 14 de nombre «Lancero«.
Destacó el par de banderillas de gran exposición de Jesús Robledo «Tito»

Fotos: Ivi Martín