El novillero Francisco de Manuel salió triunfador en la tercera del certamen del “Alfarero de Oro” de Villaseca de la Sagra (Toledo) en la que los novillos de Baltarsar Ibán, uno de ellos premiado con la vuelta al ruedo, pusieron también importancia a la tarde.

Hoy, como ocurrió ayer y a diferencia de la tarde de Dolores Aguirre, volvió a saltar al ruedo de Villaseca una novillada seria pero en tipo, de Baltasar Iban, que, como punto también diferencial con respecto a las dos primeras novilladas, tuvo casta para dar y tomar. Incluso demasiada por momentos, poniéndoselo difícil a una terna que no se arrugó en ningún momento.

El triunfador del festejo fue, con justicia, Francisco de Manuel, a quien correspondió en primer lugar un torrente de bravura llamado “Sartenero”, que a la postre resultó premiado con la vuelta al ruedo. El de Iban persiguió las telas con codicia y, en algún momento, poniendo en apuros a De Manuel, que tuvo que perder pasos para no verse superado.

Firmeza en el torero en los tres tercios que protagonizó, además de gusto, y emoción a raudales en el ruedo. Meritorio igualmente resultó su faena al sexto, reservón y sin fijeza, al que consintió aguantando tarascadas hasta arrancarle la oreja que le abrió la puerta grande.

Carlos Ochoa derrochó ganas en el que abrió plaza, sobresaliendo algunas fases al natural. Se tiró con ímpetu pero la estocada cayó baja y perdió un posible trofeo. El cuarto no ofreció opciones.

Ángel Téllez se enfrentó, en el primero de su lote, a una embestida algo desordenada que le impidió lograr hilvanar faena armónica. Quitó por saltilleras y anduvo queriendo en todo momento. Dejó una casi entera y se le pidió una oreja que quedó en vuelta.

No fueron más allá de diez los naturales que consiguió robarle Téllez al reservón quinto, pero sin ser abundantes en cantidad, sí lo fueron en importancia por el aguante que requirió su consecución, soportando parones y sin saber cuándo ni cómo arrancaría su oponente, con la cara entre las manos la mayoría del tiempo. Pinchó hasta en seis ocasiones, llegando a escuchar dos avisos.

FICHA DEL FESTEJO.- Novillos de Baltasar Iban, bien presentados, encastados y con movilidad algo desordenada en mayor o menor medida, a excepción del quinto, muy reservón, y el sexto, algo menos. Bravo resultó el tercero, de nombre “Sartenero”, número 69 y nacido en febrero de 2015, premiado con la vuelta al ruedo.

  • Carlos Ochoa, palmas tras aviso y silencio.
  • Ángel Téllez, vuelta al ruedo y silencio tras dos avisos.
  • Francisco de Manuel, oreja y oreja.

En cuadrillas, Juan Navazo saludó tras banderillear al quinto.

La plaza registró tres cuartos de entrada.

Agencia EFE////Fotos Víctor Luengo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.