El torero de Arcos de la Frontera mata dos toros de la Palmosilla a puerta cerrada en Algar.

Manuel Barea “El Arqueño” es una de eso toreros que uno no entiende el porqué, ¿porque está en el banquillo del torero?, reúne unas condiciones extraordinarias para poder torear un puñao de festejos, pero como otros muchos el sistema, que es el mal de esta fiesta, lo tiene en el banquillo.

Manuel es uno de esos torero de inspiración de manos bajas y hondura en su toreo, es un torero agradecido y por ello la pasada semana se encerró en la plaza de toros de Algar (Cádiz) con dos toros de La Palmosilla, en los tendido los amigos , los seguidores de este torero de la serranía de Cádiz, y como el mismo a dicho “he invitados a todo el que tengo algo que agradecer”, el bueno del El Arqueño tiene una meta un objetivo es que esta temporada quiere confirma en Madrid sabedor de que esa plaza la de Madrid es la única que tiene la llave para que por lo menos el sistema lo deje levantarse del maldito banquillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here