Los rejoneadores Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza cortaron dos y tres orejas, respectivamente, y salieron a hombros al término de la primera corrida de la Feria de León, en la que la francesa Lea Vicens sumó también un trofeo.

Pablo Hermoso anduvo templado y muy ortodoxo ante un primero de corrida que adoleció de raza y celo. El veterano jinete navarro anduvo por encima de las circunstancias en una labor premiada con una oreja, el mismo premio que lograría del apagado cuarto en el que volvió a hacer una exhibición de toreo ecuestre.

Lea Vicens anduvo con tantas ganas como desacertada con un primero de su lote muy aplomado, pero al que, así y todo, logró cortar un trofeo. La falta de rotundidad en la suerte suprema le cerró la Puerta Grande ante el quinto, otro toro insulso y muy parado con el que a francesa anduvo muy voluntariosa.

El que calentó la tarde de verdad fue Guillermo Hermoso que diseñó una primera labor en la que alternó la variedad de su rejoneo con pasajes mucho más puros que recordaron, y mucho, a su padre. La efectividad del rejón final le valió el doble trofeo. Otra oreja más sumó del sexto, merced a otra labor de notable disposición y tremenda frescura.

FICHA DEL FESTEJO.-

Seis toros reglamentariamente despuntados para rejones de Rosa Rodrigues, de parejas hechuras, pero mansos y con poco celo en conjunto.

  • Pablo Hermoso de Mendoza, oreja y oreja.
  • Lea Vicens, oreja y palmas.
  • Guillermo Hermoso de Mendoza, dos orejas y oreja.

La plaza registró un tercio de entrada en los tendidos.

Agencia EFE foto TOROS LEON 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here