Leo Valadez corta la única oreja en una aburrida tarde en Bilbao

Leo Valadez es el único que toca pelo de una corrida seria pero algo justa de Santiago Domecq que transcurrió por el aburrimiento. Mientras, se fueron de vacío Antonio Ferrera y José Garrido, con un buen capote.

 

Antonio Ferrera: recibimiento frío al abreplaza que fue aplaudido al salir al ruedo. En banderillas se fue al suelo Despierto. Entre unas cosas y otras la faena se quedó en un quiero y no puedo, y si acaso ni el quiero. Un astado que requería hacerle bien las cosas y que parecía que Ferrera le había cogido el pulso por el pitón izquierdo pero se quedó en espejismo. Lo finiquitó de una entera. Empujó su segundo en el primer encuentro con el equino, encargándose Ferrera de sacarlo del mismo. No se dio el acople necesario para que saliera algo positivo de la faena de muleta. Entre otras razones por un cornúpeto que sacó un surtido de cosas nada buenas, cabeceaba, protestaba, se revolvía y perdía las manos en varias ocasiones.

José Garrido: no se pudo lucir con el capote en su primero, que hizo algo de honor a su nombre en varas, Peleador. Quite por chicuelinas y la media de Valadez. Aplaudido Aitor Sánchez al retirarse. El astado llegó con las fuerzas justas al último tercio. No tuvo continuidad la faena de Garrido, que aprovechó la humillación y nobleza de su oponente para sacar alguna serie ligada. El pinchazo hondo a la segunda fue suficiente. Buenos y cadentes lances a la verónica para saludar al muy serio de cabeza quinto de la tarde. Prosiguió manejando Garrido con soltura y plasticidad el capote tras la primera vara. Quite de Valadez calcado al anterior. Saludó tras parear Javier Ambel. Pases por alto de rodilla fue el comienzo de muleta. La intensidad de Contento fue amainando a medida que avanzaba la faena a pesar de que el diestro estuvo a favor de que el astado eligiera los terrenos donde ser sometido. Consiguiéndolo Garrido en un par de tandas por cada mano solamente.  Sin suerte tampoco está vez con el acero, escuchó un aviso.

Leo Valadez: variado y lucido saludo capotero a su primero. Ferrera desistió de hacer el quite al ver que no estaba sobrado de fuerzas el burel, cosa que sí hizo Valadez con otro variado uso del capote del gusto del respetable. Quiso iniciar muleta en mano citando desde los medios pero hubo de acortar, para dar pases genuflexo con cambio de mano de torería. Estuvo sentido el hidrocálido con el de Santiago Domecq sin llegar a redondear la faena del todo, pues debió en más de una ocasión cerrar más al animal y llevarlo más cosido a la franela. El epílogo por manoletinas de rodillas llegó mucho a los tendidos. De un estoconazo lo despachó. Quedó inservible el sexto por lo que fue devuelto y salió el sobrero de la misma ganadería. Nada más empezar el último tercio Imaginario acusó sus muchos kilos. Complicaciones puso a Valadez, siendo más bravucón que bravo. Con ganas el diestro intentando sacar pases sin escatimar esfuerzos. Precisó de varios golpes de verduguillo.

 

Plaza de toros de Bilbao (1ª), 8ª de abono de las Corridas Generales: Menos de un tercio de entrada. Ganadería de Santiago Domecq: de justa pero sería presentación. Juego desigual. Aplaudido al arrastre tercero y quinto.

Antonio Ferrera: vuelta por su cuenta y silencio.

José Garrido: saludo y saludo.

Leo Valadez: oreja y silencio.

 

Crónica: Fiesta Nacional.