Plaza de Toros de “Los Alamos” de Villa del Prado

1ª Novillada de la Fería, en Honor a Nuestra Señora la Virgen de la Poveda

Público: Tres cuartos de entrada

Ganadería: Seis Novillos de San Isidro, bien presentados, pero mansos donde solo querían tablas, tan solo fue aplaudido en el arrastre el quinto de la tarde.

Jesús Chover: Silencio y Pitos

Juan Carlos Carballo: Silencio y dos orejas

Carlos Ochoa: Oreja y oreja

Tarde nublada, que amenazaba lluvía, rápidamente se pasaron las nubes y quedó una tarde calurosa que prometía una buena tarde de toros,de no ser por los novillos de la ganadería de San Isidro, mansos que se rajaban rápido y donde solo querían tablas.

Jesús Chover,que recibió de rodillas con el capote a su primero, dejó tres pares de banderillas, buenos y poco más puedo hacer ante un novillo manso que se fue a la puerta de chiqueros, falló con los aceros, dejando una estocada entera a la sexta vez que lo intentó; ya en el segundo de su lote se lió gorda,recibía una fuerte pitada, que no quiso ni ver a un novillo bien presentado, pero con mucho peligro, dejo dos banderillas y solicito el cambio, cosa que denegó la Presidenta del festejo, la Señora Alcaldesa de la localidad Dª Belen Rodriguez, al no cumplir con el reglamento, teniendo que dejar otros dos palos, no llegó a ligar ni una sola tanda de muleta,donde se fue a por el estoque de muerte, tirándose una y otra vez con la espada ,hasta en ocho ocasiones e intentó descabellar hasta en otras ocho ocasiones, echándose un bonito ejemplar de San Isidro, por si solo.

Gritos de fuera, fuera y una fuerte pitada en la despedida de Jesús Chover.

Juan Carlos Carballo, escucho silencio en el segundo de la tarde, que lo intentó con el novillo de San Isidro, pero no le ayudó nada y falló con el acero;dicen que no hay quinto malo y así fue,salió un bonito novillo de capa, salinero oscuro y que a pesar de lo grande del animal, Carballo no se achicó,le realizó una gran faena de muleta y dejó una estocada hasta los gavilanes, a la segunda,cortando las dos orejas.

Carlos Ochoa,cortaba una oreja ante un novillo que se rajo menos que sus hermanos,más pequeño de hechuras y le sacó lo poco que tenía, dejando una estocada entera; ya en el sexto realizaba una faena de valor, ante un novillo que apretaba en tablas y que se tumbó antes de entrar a matar, teniendo que levantarle y dejó buena estocada, que le sirvió para cortar su segunda oreja,acompañando en la salida por la puerta grande de la plaza de los Alamos, al extremeño de Valencia de Alcántara, Juan Carlos Carballo.

Para mañana se correrá el encierro, con seis novillos de Aurelio Hernando, para los novilleros Abel Robles, Daniel Salvador y el almorojano Jesús Mejias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.