Festival en la localidad extremeña de Calamonte

Festival taurino en Calamonte con motivo de su fiestas y feria patronales de San José

La localidad extremeña de Calamonte (Badajoz), celebra el próximo  sábado 18 de marzo, un festival taurino con motivo de sus tradicionales fiestas de San José.

Se lidiaran novillos de la prestigiosa ganadería de Alcurrucen, encaste Núñez, por un cartel compuesto por el caballero rejoneador, Diego Ventura, que toreara dos novillos, los matadores de toros, Posada de Maravillas y Álvaro Lorenzo y el novillero de Trujillo José Rojo.

CALAMONTE

El origen de Calamonte es probable que se remonte a la época romana.

Hay varias teorías sobre este origen. Una de ellas fue que pudo surgir en el cruce de las vías Olisipone-Eméritam (Lisboa-Mérida) y la Hispali-Eméritam (Sevilla-Mérida), lo cual parece erróneo tras las excavaciones donde fue construida la antigua Fábrica de Nutrotón. Otros opinan que surgió en torno a una villa de recreo romana. Lo que sí se puede constatar es que en Cerro Verde han aparecido trozos de objetos de barro de la época romana.

Desde mediados del siglo XIII, sería un lugar perteneciente al «Provisorato de Mérida», en la «León de la Orden de Santiago», bajo dominio de la Orden de Santiago. Esta aldea formaba parte de la Encomienda de Mérida, también llamada Casas Buenas de Mérida, perteneciente a la provincia de «León de la Orden de Santiago»1

Durante varios siglos dependería administrativamente de Mérida.

Al amparo de la carta privilegio de Vasco Rodríguez de Cornago, Maestre de la Orden de Santiago, fechada el 28 de abril de 1365, surgen las aldeas de Calamonte, El Carrascalejo y Esparragalejo.

Toma su nombre de la cercana «Sierra de Colamonte», Alfonso XI en su «Libro de la Montería» se refiere a dicha Sierra de Colomonte.

Bernabé Moreno de Vargas, en su Historia de la Ciudad de Mérida, refiriéndose al nombre de Calamonte, dice: “Pudo ser que en aquel sitio estuviese en algún castillo de moros, que ellos llaman Caía, y por estar despoblado y en el monte, le llamaron Calamonte, como Calatrava, Calatayud. y otros lugares; si ya no es que digamos se deriva de la palabra latina Coliomontis, que significa cuello del monte; y así en el “Libro de la Montería” se llaman Calamonte el Mayor y Calamonte el Menor”.2

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura. Desde 1834 quedó integrado en el Partido judicial de Mérida. En el censo de 1842 contaba con 330 hogares y 1110 vecinos.

Hasta 1873 perteneció a la diócesis del Priorato de San Marcos de León, fecha a partir de la cual pasó a la jurisdicción de la diócesis de Badajoz.