Destaca Juan Ortega al natural pero sin espada en Madrid

Corrida en honor a la Virgen de La Paloma con toros de Martín Lorca y Escribano Martín.

Fernando Robleño salió a saludar ovación al romper el paseíllo. Su primer rival, con el hierro de Escribano Martín, fue un astado al que le faltó fuerza y no dio opción alguna al madrileño que abrevió faena. Pudo dejar dos verónicas y una media ante el cuarto. El astado tuvo mayor movilidad y ligó dos por el derecho pero la faena se diluyó y necesitó del descabello tras pinchazo y casi entera.

El segundo titular fue devuelto y corrió turno saliendo el reseñado como quinto para Sebastián Ritter. Toro muy parado que perdía las manos con facilidad y al que el colombiano intentó cuidar sacándole muletazos uno a uno sin decir nada por la poca transmisión del animal. Mató de pinchazo y casi entera. En quinto lugar salió el sobrero de Osborne. Elaboró faena en los medios y trató de cuidarlo porque no le sobraban las fuerzas. Toro sin transmisión y la faena no fue a más. Falló en repetidas ocasiones con la espada y necesitó un certero descabello.

Juan Ortega cocinó a fuego lento una faena cargada de inspiración y pinceladas muy toreras. No hubo ligazón pero no hizo falta para conectar con el público de Madrid y muletazo a muletazo confeccionar una gran faena. Al natural se entregaba mejor el de Martín Lorca y Juan Ortega desplegó su toreo con mucha verdad. La espada entró tendida y delantera y se le atragantó el descabello esfumándose la oreja. Saludó ovación tras aviso. Ante el sexto no pudo ni darle un muletazo y abrevió.

FICHA DEL FESTEJO

Madrid. Plaza de Las Ventas. Un cuarto

Toros de Martín Lorca  el 1º, de Escribano Martín y un sobrero de José Luís Osborne (5º), bien presentados, con mucha romana y amplios de caras. En líneas generales deslucidos por su  escasa raza, fuerza y empuje, les faltó fondo al conjunto. El 3º tuvo más opciones por su nobleza y calidad..

  • Fernando Robleño, ovación con saludos y silencio
  • Sebastián Ritter, silencio y silencio tras aviso
  • Juan Ortega, ovación con saludos tras aviso y división de opiniones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here