Cumbre Ponce en Murcia, rabo a uno de Luis Algarra

0

El Juli y Cayetano cortaron una oreja cada uno

Ficha

Plaza de toros de  Murcia, Dos tercios de Entrada

Toros de Luis Algarra Polera. Corrida de desigual aunque correcta presentación y de juego desigual. Destacó el 4º, de nombre Triguero, nº 66, negro, de 516 kilos y nacido en 12/12, que fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. 

Enrique Ponce, ovación y dos orejas y rabo

El Juli, oreja y ovación

 Cayetano, oreja y silencio. 

Ponce estuvo sensacional en sus dos toros. Magistral con el primero, al que le costaba ir hacia delante, y cumbre con el cuarto, que simplemente le dejó torear, aunque en sus manos pareciera tan bueno que se llegó a pedir incluso el indulto del animal. En ese toro fue el Ponce colosal que acaba por provocar el delirio en los tendidos. La gente se frotaba los ojos ante tan deslumbrante despliegue de virtudes toreras.

La tarde fue de Ponce. De principio a fin

El primero de la tarde no humilló nada en el capote y salió suelto de las suertes, siempre con la cara alta. Ponce hizo un buen quite por chicuelinas. Brindó el toro a Alfonso Avilés, presidente del Club Taurino de Murcia, y comenzó la faena toreando con mucho empaque a un animal flojo. Lo metió en la muleta con su habitual maestría, pulseando bien la embestida por los dos pitones. Compuso una faena plástica apurando cada una de las embestidas del toro, que fue a menos. Al final echó rodillas a tierra para torear por molinetes en un derroche de entrega. Solo la espada le impidió lograr el primer triunfo de la tarde.

El cuarto no humilló en los primeros tercios. Ponce brindó al público y se dobló en el inicio de faena, ligando dos buenas series con la derecha. Logró que la faena fuera a más por ese pitón y luego lo llevó largo al natural. La segunda serie por ese pitón, mostrándole la muleta vuelta, fue la cima de la faena. Siguió toreando entregado y a gusto y hasta remató con la poncina, ligada hasta tres veces de forma sorprendente. Faena de altísimos vuelos que provocó delirio en el tendido, que llegó a pedir el indulto del toro. Ponce mató de gran estocada y fue premiado con los máximos trofeos. 

El Juli y Cayetano, cortaron una oreja por coleta. Julián López paseó el trofeo con el segundo de la tarde después de una meritoria faena. Por su parte Cayetano obtuvo el premio en el tercero, al que instrumentó un entregado trasteo, con un vibrante prólogo de rodillas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here