La artista doña Estrella Morente cantó unos, muy bellos, versos de don José Bergamín en TVE, y algunos lo han interpretado como defensa de la Tauromaquia, por lo cual han montado en cólera, TVE, inmediatamente, ha pedido disculpas, argumentado que no estaba pactado así. Cuando la participante en Operación Triunfo, doña Maialen, insultó a todos los taurinos del mundo, llamándonos “gilipollas, nazis y psicópatas”, TVE tardó mucho más en pedir disculpas a los ofendidos.

Me pregunto, ¿es delito defender la Tauromaquia, un arte grandioso, nacido en España para el mundo y Patrimonio Cultural Inmaterial de España? “La Tauromaquia es un bien moral y ético. Es uno de los dones de España a la Cultura europea”, según don Francis Wolff catedrático de Filosofía en la Soborna. Vuelvo a preguntar, ¿es delito? Par mí, no, sino todo lo contrario.

Hemos llegado, en este nuestro país, a la locura casi colectiva, o a la paranoia casi generalizada. Incluso me atrevería a decir, y que nadie se ofenda, a la estupidez generalizada.

Ha ocurrido, hace poco en nuestra patria, que por llevar la bandera de España en los tirantes te matan y no pasa casi nada, solo va un cortísimo periodo a la cárcel; por decir Viva España y llevar una bandera constitucional, la policía te detiene y te maltrata, y en algunas zonas de España te muelen a palos. En cambio, por llevar la bandera republicana que es ilegal, por blasfemar insultando a millones de personas creyentes en todo el mundo, por llamarte fascista si dices que quieres a tu patria y a tu bandera, o quemas la bandera constitucional, o pitas al Himno Nacional, o dices, “arderéis como en el 36”, no pasa nada, te consideran un héroe.

Pues señoras y señores, yo defiendo la Tauromaquia, aquí y en donde haga falta, y digo que todos esos que blasfeman, que matan por llevar la bandera de España, o por decir viva España, o ponen el grito en el cielo por lo que ha hecho Estrella Morente  no tienen la  razón, son injustos. Se les permite ofender los sentimientos de los que piensan distinto, por quien debería garantizar el respeto a la Constitución, a la Bandera, al Himno Nacional, la seguridad de todos, la libertad de todos  y hacer que se cumpliera la ley siempre, pero no lo hacen,  por tanto no son dignos de ocupar los puestos que ocupan.

Esto significa que en España vivimos una situación de desorden total, y como dijera Goethe, “Prefiero la injusticia al desorden porque el desorden genera muchas injusticias”, a lo que añado: “El desorden lleva al casos y el caos significa  falta de libertad, arbitrariedad, injusticia, y finalmente muerte”. Así lo digo porque así lo pienso, y si algunos se molestan lo siento. Basta ya de tanta ofensa, de tanto aguantar a los totalitarios, que quieren implantar el pensamiento único, excluyendo, demonizando a los que pensemos de otra forma. Estamos en Europa, en el siglo XXI avanzado, y las ideologías dictatoriales, criminales, liberticidas, no tienen cabida. No debemos permitir que nos amedranten y quieran imponerse por la violencia física y verbal.

Quiero terminar felicitando a doña Estrella Morente como artista y como persona. Si lo hizo para defender la Tauromaquia me parece muy bien, y si lo hizo simplemente porque le apetecía cantar esos versos me parece muy bien. Estaba en su derecho, pues con ello no se ofende a nadie. A nadie, con ello se le llama gilipollas, nazi o psicópata.

Rafael Comino Delgado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here