Alejandro Morilla: “sueño con volver a vestirme de torero”

51

Alejandro Morilla es un humilde torero gaditano con un tesón al alcance de muy pocos, y es que es de esos que luchan y persisten en la pelea por alcanzar todos y cada uno de sus sueños.

A pesar de los múltiples obstáculos que le ha puesto la profesión él persiste en algún día poder convertirse en torero de ferias, un sueño que muchos sueñan y pocos alcanzan.

El 2022 lo afronta con la máxima ilusión de hacerse un hueco en esta complicada situación para convertirse en uno de los toreros bandera de Cádiz.

¿Cómo has llevado esta temporada?

Empezó como todas, con la incertidumbre de seguir entrenando para seguir buscando una oportunidad y poder sacar un poquito la cabeza del sitio donde estaba. Tuve la suerte de que en mayo tras llamar a Jaime Padilla decidió echarme una mano y pudimos hacer campo, depurar mucho el entrenamiento y terminar toreando en San Martín de Valdeiglesias, fue un festival que nos dejó muy buenas sensaciones de cara al año que entra.

¿Qué sentiste cuando no se pudo hacer aquella tarde prevista para El Puerto de Santa María?

Evidentemente El Puerto para mí como para cualquier torero es un punto de inflexión, este año más que sumaba 15 de años de alternativa, nos hubiera encantado estar pero por la circunstancia de la pandemia se dieron pocas corridas y no pudo ser. La plaza sigue en el mismo sitio de siempre y la meta es que cuando volvamos se vea la evolución que estamos queriendo imprimir a mi toreo.

¿Qué significa El Puerto de Santa María para ti?

Es mi tierra, la plaza donde empecé a querer ser torero, donde tengo la suerte de haber salido a hombros varias veces y varias cornadas. El Puerto siempre es especial por mi gente, por la presión añadida de que es tu público, al que ves luego a diario, pero es un marco incomparable para hacer el toreo.

¿Cómo ves la situación actual del toreo?

El toreo está muy vivo, el mejor exponente de ello es que con la pandemia tan brutal que estamos pasando este año, el sector se ha podido reactivar aunque sea a un cincuenta por ciento la gente ha acudido a los toros. La afición tiene ganas de toros y la gente joven se interesa por el toreo que es fundamental para las generaciones venideras.

¿Con qué sueñas por las noches?

Con volverme a vestir de luces pronto, estoy deseando sentir esa presión de nuevo y esas ganas de hacer el paseillo liado en el capote de paseo y si es para confirmar la alternativa en Madrid muchísimo mejor.

¿Es duro el toreo?

Por supuesto, pero es duro para todos, cada uno con sus circunstancias, en mi situación la de no torear por estar deseando hacerlo, el que está en las ferias por aguantar ese ritmo todo los días… Es duro en la disciplina tan seria que necesita de entrenamientos, y es muy bonito que sea así de duro, para cuando se alcance las cotas todo sea mucho más satisfactorio.

¿Tienes cosas cerradas para 2022?

Jaime está haciendo una labor encomiable, es un luchador nato y echar una mano a un torero en mi situación es digno de admirar, realmente cuando empezaremos o qué es lo que hay sólo lo sabe él, que es el que lucha por eso. Yo me encargo de lo mío, mi entrenamiento, mis ganas de torear y depurar mi toreo. No hemos parado de hacer campo y para mí cada tentadero es una corrida de toros, cuando estás tanto tiempo parado todo suma, así que mi próxima fecha es el próximo tentadero.

¿Con qué objetivo afrontas el 2022?

Con el de la confirmación en Madrid, El Puerto y disfrutar del toreo. Llevaba muchos años entrenando sin tener un objetivo, este año sí lo hay, pero el primero de todos sería la confirmación, que Madrid para cualquier torero y más en mi situación puede ser un salvavidas.

¿Has tenido ganas de retirarte en algún momento?

He tenido momentos de estar más o menos ilusionado porque es muy duro entrenar a diario sin tener ni un tentadero, pero de quererme quitar no, no por lo menos hasta tener la oportunidad de pasar por Madrid y ya no sólo es Madrid sino de torear un número de corridas que te sirva para que la gente te vea y tengan ganas de seguir haciéndolo.

¿Quién es Alejandro Morilla?

Bueno como persona intento ser bueno, creo que de carácter tranquilo e intento ser amigos de mis amigos además de un enamorado de mi familia. Como torero intento no dejarme nada dentro, con mi concepto y mi forma pero salir de la plaza con el convencimiento de que has dado todo lo que tenias, pueden salir o no las cosas pero por lo menos pensar que lo has dado todo.

Autor: Aitor Vian