MONTEALTO | Jesús Enrique Colombo – Pablo Mora – Alejandro Gardel


Plaza de toros de Guadarrama, 1 de Octubre de 2017. Tercera de Feria. Tres cuartos de entrada en tarde agradable. Seis novillos de Montealto, bien presentados y de juego desigual.

Jesús Enrique Colombo (oreja y ovación)

Pablo Mora (oreja y ovación)

Alejandro Gardel (oreja y dos orejas)

Destacaron en banderillas: David Adalid, Ignacio Martín Ramos, y en la lidia Marco Galán, David Blázquez

Alejandro Gardel se llevó la tarde en Guadarrama donde consiguió cortar tres orejas a la novillada de Montealto que repetía su sexto año, mientras que Jesús Enrique Colombo y Pablo Mora conseguían premio similar de oreja y ovación.

Volvía a Guadarrama el hierro de D. Agustín Montes después de cosechar grandes éxitos años pasados. Atrás quedan triunfos como los de Esaú Fernández, López Simón, Mario Alcalde, Tomás Angulo, José Garrido, Álvaro Lorenzo o Varea por citar algunos de ellos, y con indulto incluido como «Corcelero» o la fuerte petición que tuvo aquel otro llamado «Camagueto» que correspondió al salmantino Alejandro Marcos.

Abría la tarde el «huracán» Jesús Enrique Colombo después de una temporada repleta de éxitos y siendo el novillero de la temporada, ya con la mente puesta en la alternativa del día 11 en Zaragoza de manos de Enrique Ponce y testigo Cayetano. El primer sorprendió con el primer muletazo colandose de forma fea al torero. A partir de ahí, el animal se orientó y a pesar de que embestia con un punto de casta, no lo hacía de forma convincente en la muleta. Faena técnicamente perfecta, con dominio absoluto de los vuelos, toques y tiempos y con el fin de poder llevar siempre tapado y muy por abajo la embestida del animal. Con la espada mató de forma contundente, logrando cortar una oreja.

Con el cuarto novillo, Colombo poco pudo hacer después de volver a mostrar la capacidad de torero largo que atesora. Un animal que a pesar de las embestidas que ofrecía le faltaba esa «chispa» que logra conectar con el tendido, y donde la faena no cogió suficiente vuelo para convencer al público. Destacó en la lidia en banderillas Marco Galán.

FOTO: Andrés Gete Sanz
FOTO: Andrés Gete Sanz

Pablo Mora recibió por faroles a un novillo con un punto manso y con cierta querencia a querer irse siempre hacía los adentros. Destacar la lidia templada de David Blázquez en banderillas. Ya con la muleta, lo sujetó bien el torero, donde consiguió meterle en el canasto a base de tesón, y consiguiendo muletazos de buena factura. Mató de buena estocada y fue premiado con una oreja.

Con el segundo animal de su lote, un novillo castaño salpicado y de muy buenas hechuras poco pudo hacer Pablo. El toro se apagó muy pronto, donde predominó por encima del toro las ganas y disposición del torero siendo premiado con una ovación.

FOTO: Andrés Gete Sanz
FOTO: Andrés Gete Sanz

Alejandro Gardel toreo de forma reposada a su primer novillo del lote de Montealto. Logró sacar muletazos de mucha estética unido al temple que imprimía al animal en cada muletazo. Mató bien y consiguió el premio de una oreja. Antes consiguió desmonterarse David Adalid e Ignacio Martín Ramos tras un gran tercio de banderillas.

Con el segundo de su lote, Alejandro se encontró con el novillo de mayor empuje de la tarde. Faena de emoción, donde el animal ofrecía ese punto de codicia y transmisión que le hacía repetir hacía las telas. Lo entendió a la perfección, dándole los tiempos correctos y donde volvió a repetir una faena llena de muletazos largos y templados.

FOTO: Andrés Gete Sanz
FOTO: Andrés Gete Sanz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here