“El Chano”: “Había mucho trabajo y dificultades por delante pero el tiempo nos está dando la razón”

El ex banderillero, centrado en las competiciones de handbike a nivel mundial, aborda diferentes temas, desde su situación actual, su implicación en la creación del sindicato y cómo los profesionales pueden implicarse en la mejora de la sanidad taurina.

-¿Cómo estás?

-Muy bien, sigo con las competiciones de handbike y voy bastante bien. Vamos a muchos sitios de Europa y de Estados Unidos. Es un ambiente deportivo, de deporte de élite y, aunque es muy diferente al toro porque es otro ámbito, hay sacrificio, esfuerzo y mucha competencia.

-¿Cómo empezó tu relación con ASPROT?

-Junto con Luis Miguel Calvo fui uno de los que fundó el sindicato, en invierno de 2011-2012. Justo seis meses antes de sufrir el accidente.

-¿Pudo el nuevo sindicato actuar para que recibiera lo que le pertenecía?

-Sí, porque gracias al seguro que tuvo ASPROT pude cobrar todo lo que me pertenecía. Tienen un seguro de accidentes muy bueno y no tuve ningún problema.

-Y eso que los principios nunca son fáciles.

-Se veía complicado pero los que estábamos empezando con ASPROT sabíamos que tarde o temprano se iba a conseguir tener nuestro lugar, que no era un imposible. Había mucho trabajo por delante y muchas dificultades pero el tiempo al final nos está dando la razón.

-¿Cuál es su relación actual con el sindicato?

-Luis Miguel Calvo, presidente, me tiene al tanto de todo y los sigo ahora como aficionado. Además, estoy al día gracias a sus redes sociales y me parece muy bien toda la actividad que están llevando acabo.

-La última propuesta es la celebración de un festejo benéfico para la Sociedad Española de Cirugía Taurina.

-Es que ASPROT va más allá de los derechos de imagen. Es un grupo de profesionales taurinos que fomentan la fiesta y que tienen iniciativas buenas para el sector. La celebración de este festejo a favor a de los cirujanos taurinos me parece una gran idea. Normalmente hay médicos cualificados pero basta que haya alguno que no lo sea para que le toque lidiar con un tabaco gordo y serio. Y las consecuencias de eso son muy graves: secuelas irreversibles o incluso la pérdida de la vida. Deben ser los mismos profesionales los que pongan cartas en el asunto.

-Cuando estaba en activo, ¿recuerda alguna situación complicada en cuanto a asistencia médica?

-Lo mío fue hace más de 25 años. Me pegó un toro una cornada en un pueblo de Segovia y no había nadie cualificado. Recuerdo que, me pusieron en un pupitre de escuela, llegó el médico de cabecera, me puso la antitetánica y me taponaron la herida con gasas. Llegué a mi casa, me cambié y me fui al Hospital 12 de Octubre. Ahora mismo creo que no pasan este tipo de situaciones pero sigue habiendo otras también graves.

-Además del festejo benéfico ¿cómo podrían colaborar los profesionales para mejorar la situación de la medicina taurina?

-No sé si está ya, pero deberían obligar a todo cirujano que esté en una enfermería que tenga una formación en cirugía taurina. Un certificado, una licencia o un carnet de especialización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here