Miguel Ángel se expresó “siempre feliz, no sólo de torear en El Puerto, sino de estar en El Puerto” 

Miguel Ángel Perera recibió el premio Solera-Plaza Real que concede desde hace dieciocho años la Peña Taurina José Luis Galloso y que le distingue como triunfador de la pasada temporada en El Puerto de Santa María. Un galardón que el torero extremeño recogió en un bonito acto celebrado en la Bodega El Cortijo de la ciudad portuense y donde también fueron premiados el novillero sin caballos Miguel Núñez de Molina y el picador Guillermo Rosales Beas de Segura.

 Antes de la entrega en sí del trofeo, el periodista Juan Belmonte definió a Perera como el torero que más personalmente ha prolongado la estela de Paco Ojeda que tantos otro toreros han querido encarnar, pero sin la pureza con que lo ha hecho Miguel Ángel”, tras lo que recordó algunas de las tardes más importantes del extremeño en la Plaza Real. “Pero de todas, ésta del 5 de agosto del año pasado, creo ha sido la más redonda y completa”, apostilló. En ello coincidió también el maestro Galloso, cuya trayectoria está ligada de forma especial a la de Perera, ya que ambos compartieron paseíllo en El Puerto en la tarde de la despedida de los ruedos del torero portuense.

 Tras recibir el premio, Miguel Ángel se expresó “siempre feliz, no sólo de torear en El Puerto, sino de estar en El Puerto” y reconoció, tomando el hilo de palabras en este sentido pronunciadas por José Luis Galloso, que esta plaza también está en mi alma como lo está en el alma de todos los toreros”. No ocultó el extremeño que la Plaza Real se encuentra entre sus predilectas y afirmó que “sólo hacer el paseíllo, ya te predispone como torero”. Perera se unió al clamor de los aficionados de esa ciudad porque su plaza de toros recupere por fin una gestión estable y definitiva que le lleve a superar los últimos años de zozobra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here