Morante de la Puebla cien tardes para un cuarto siglo de toreo

Morante de la Puebla renuncia a participar en ningún mano a mano para dar entrada al mayor número de toreros posible en los carteles en los que participe,

El diestro José Antonio Morante de la Puebla quiere superar en esta temporada, cuando en junio conmemorará las bodas de plata de su alternativa en Burgos, la cifra mágica en el toreo de las cien corridas de toros, sólo al alcance de los elegidos y, en su caso, para emular la gesta de su idolatrado José Gómez Ortega GallitoMorante quiere seguir tirando del carro de la Fiesta como ya hizo en la temporada pasada, la de la reanudación de la actividad taurina tras la pandemia y en la que el diestro cigarrero asumió el mando del toreo, actuó allí donde se le requirió y lo hizo, además, con una variedad de encastes no habitual en los toreros de arriba del escalafón.

«éste va a ser un año especial»

Por ello, el veterano torero de La Puebla quiere repetir en este año taurino en ciernes y superar la cifra de cien corridas de toros en una temporada que, según dijo en la entrega del premio A la excelencia taurina de la tertulia taurina El Porvenir, será excepcional y no tiene intención de repetirla. «El año pasado hice lo que tenía que hacer, lo que demandaba la responsabilidad adquirida que con el tiempo me ha hecho ser un torero, guardián de lo que es la tauromaquia en todos los sentidos”, reflexionó el diestro cigarrero, quien avanzó que «éste va a ser un año especial» porque ha decidido «rebasar las cien corridas de toros”.

«hace falta una regeneración de ánimo y un renacimiento en el aficionado, en el sentir del buen aficionado”

Consideró que, tras lo que el toreo ha pasado con la pandemia, «hace falta una regeneración de ánimo y un renacimiento en el aficionado, en el sentir del buen aficionado”, razón por la que ha decidido aceptar las propuestas que le han llegado para ir a muchos pueblos. “Han sido los empresarios y los alcaldes los que han hecho el esfuerzo para que yo esté ahí, poniendo todo su cariño”, precisó el diestro de La Puebla, quien señaló que irá a esos pueblos “con todo gusto» y en la certeza de que «va a ser una temporada irrepetible”, ya que «son ya muchos años y será difícil de repetir”.

renuncia a participar en ningún mano a mano

Morante se explayó también en otros asuntos y, entre ellos, su renuncia a participar en ningún mano a mano para dar entrada al mayor número de toreros posible en los carteles en los que participe, aunque recordó que el año pasado sí lo hizo en » uno con Juan Ortega en Sevilla porque no pudo asistir Pablo Aguado”. “Todo eso va a hacer que sea una temporada bonita, intensa pero va a ser difícil porque mi amigo y apoderado Pedro firma cien corridas con mucha energía, se firman muy contento pero después hay que trabajarlas” bromeó Morante, quien dijo que «luego viene la parte difícil, los contratiempos, las volteretas, los sinsabores… y a veces se hace muy dura”.

25 aniversario de su alternativa, el 29 de junio de 1997

Morante ha hecho de la independencia su bandera a estas alturas de su trayectoria y diseñarse una temporada a su gusto en el año en el que celebra el 25 aniversario de su alternativa, el 29 de junio de 1997 con el colombiano César Rincón de padrino y Fernando Cepeda de testigo. “He querido hacerme un poco cargo de mi temporada para hacerla a mi gusto. Por eso estoy de una forma muy independiente y hace falta que la suerte nos ayude. La intención está ahí y voy a intentar no defraudar a nadie. Esperemos que las musas acompañen”, concluyó.

AGENCIA EFE