La Justicia paraliza la demolición de la plaza de toros de Póvoa de Varzim

Victoria legal para la tauromaquia en Portugal. La pretensión del Ayuntamiento de Póvoa de Varzim de demoler la plaza de toros de la localidad lusa ha quedado suspendida por la Justicia, al apreciar el Juzgado Administrativo y Fiscal de Porto que el plan de las autoridades locales sería contrario a la legalidad vigente.

La querella fue interpuesta por PATRIPOVE, la Asociación para la Defensa y Consolidación del Patrimonio de Póvoa de Varzim, y redactada por el bufete de abogados Vellozo Ferreira y Asociados. 

Mediante esta acción popular, PATRIPOVE se propuso defender el patrimonio cultural de Póvoa de Varzim solicitando la nulidad de la decisión del Pleno Municipal que pretendía demoler el coso taurino de la localidad. Tras estudiar la denuncia interpuesta, los tribunales han ordenado la suspensión inmediata de las tareas de demolición, frenando los planes del Ayuntamiento.

La Monumental de Póvoa de Varzim fue construida en 1949 y forma parte del patrimonio de la localidad lusa. Con esta acción no solo se pretende proteger un edificio histórico, sino también el patrimonio inmaterial que atesora y preserva este recinto.

No hay que olvidar que la plaza de toros de Póvoa de Varzim está considerada como la más importante del Norte de Portugal, de modo que se trata de un edificio estrechamente vinculado a la cultura popular lusa. 

Derribar el edificio para impedir su uso taurino y crear un polideportivo de uso multifuncional supone un ataque frontal contra ese legado, en la medida en que comprende el derribo de todo el acervo cultural taurino de Póvoa de Varzim, que se pretende sustituir por un recinto como otros tantos. Es por esto que el sector taurino ha seguido muy de cerca los planes del Ayuntamiento, con ánimo de evitar que se cumplan sus pretensiones. 

El proceso de toma de decisiones del Ayuntamiento de Póvoa de Varzim en lo tocante a la demolición de la plaza de toros ha sido de todo menos transparente. Ni siquiera se ha acreditado la necesidad, justificación y razonamiento del proyecto. De igual modo, tampoco se ha realizado un análisis coste-beneficio riguroso y serio. 

La demanda alega que las intenciones del Ayuntamiento suponen una violación de la integridad del patrimonio, además de un flagrante desborde de competencias. Además, se reprocha al gobierno municipal que no cuente con los dictámenes jurídicos necesarios para realizar una obra así y que tampoco respeta el Plan Director Municipal que ordena los desarrollos inmobiliarios y urbanísticos en la ciudad. 

Con el recurso interpuesto, se solicita al tribunal que declare nula la demolición del coso, que declare nula el nuevo proyecto de polideportivo de uso multifuncional, que impida que el Ayuntamiento pueda participar de cualquier otra iniciativa cuyo resultado último sea la demolición de la plaza de toros y que se asegure la debida conservación, rehabilitación y reforma del coso. 

Es importante recordar que el derribo de la plaza no formaba parte del programa electoral del alcalde, Aires Pereira, en las pasadas elecciones municipales. De igual modo, es importante recalcar que la votación del Pleno solo fue respaldada por el PAN, partido animalista radical.

El sector taurino ha subrayado en este sentido que el Ayuntamiento está actuando de forma súbita, contradiciendo su propio plan de gobierno, moviéndose de forma opaca para destruir un patrimonio de innegable valor material e inmaterial que forma parte de la memoria, la tradición y la identidad de Portugal y de Póvoa de Varzim. 

La historia está llena de errores similares que solo contribuyen a la barbarie y el arrasamiento de nuestras culturas. En nombre de las modas o de la arquitectura políticamente correcta, se toman medidas injustificadas o directamente ilegales que, en apenas unos días, destruyen algunos de nuestros más valiosos patrimonios. Una vez destruido, ese legado ya no es recuperable.

Es por eso que más de 12.000 ciudadanos han firmado la Petición Contra el Demolición de la Plaza de Toros (http://peticaopublica.com/pview.aspx?pi=EN93438). 

PATRIPOVE ya ha anunciado que no parará hasta que este patrimonio del Norte de Portugal quede debidamente protegido y al resguardo de quienes pretenden destruirlo.

El objetivo último, es asegurar la conservación y la preservación de este recinto. Para tal fin, cuenta con el apoyo de Protoiro, la Federación Portuguesa de Tauromaquia que está trabajando con Patripove desde la primera hora.