Polemico indulto de un novillo de Cebada Gago con el demostro una personalidad muy marcada el torero cacereño Juan Carlos Carballo, gran momento del francés Adrien Salenc y con menor suerte Pablo Mora que pechó con el peor lote.

 

CEBADA GAGO| Juan Carlos Carballo – Adrien Salenc – Pablo Mora


Plaza de toros de Guadarrama, 4 de Octubre de 2018. Tercera de Feria. Media plaza en tarde agradable. Seis novillos de Cebada Gago bien presentados, astifinos y de juego desigual.

Juan Carlos Carballo (vuelta y dos orejas y rabo simbólicos)

Adrien Salenc (vuelta y silencio)

Pablo Mora (ovación y silencio)

 

Juan Carlos Carballo toreó con mucha rotundidad en los muletazos templados y una personalidad muy marcada, incluso con destellos que recordaban al también torero extremeño Antonio Ferrera, al buen novillo cuarto que indultó, de nombre «Bandolero» nº 79. Novillo que blandeo en los comienzos de la lidia, que recibió un picotazo en el encuentro con el caballo y que a medida que avanzaba la faena, el animal acabo afianzandose durante la lidia. Ganó el animal el movilidad y calidad en la embestida, pero con un determinante principal que era el fondo de duración y ese punto de raza que fué lo que le hizo mantenerse en pie. Excesivo el indulto y antirreglamentario en plaza de tercera, otra cuestión es que fuese justa para el animal y que el ganadero lo pidiese como propio asumiendo la correspondiente sanción. Con el primero estuvo a buen nivel por el pitón derecho donde el animal viajaba más franco, pero siempre soltando la cara en cada muletazo e incluso a veces metiendose por dentro. Por el izquierdo le propinó una fuerte voltereta sufriendo puntazo corrido en gluteo izquierdo y contusión en rodilla.

FOTO: Andrés Gete

El francés Adrien Salenc venía de triunfar en Algemesí con la misma ganadería. Con el primer novillo estuvo muy por encima de las condiciones del animal, un novillo con ese punto de raza que no permite una equivocación ni descuido. Logró los mejores naturales de la tarde y tras estocada, el público pidió la oreja mayoritariamente que el presidente no vió. Con el segundo de su lote, volvió a demostrar el buen concepto que atesora del toreo pero no llegó a redondear la tarde con un animal que no transmitia nada, escuchando silencio.

FOTO: Andrés Gete

El madrileño Pablo Mora ha sorteado el peor lote de la tarde. Con el primer animal, un novillo tan noble como blando, ha demostrado el buen momento que atraviesa consiguiendo tandas al animal que apenas tenía.  Ha pulseado bien en muletazos largos por el izquierdo pero sin llegar la faena vuelo. Antes había brindado la muerte del animal al vecino y gran aficionado taurino de Guadarrama que padece una grave enfermedad José Carlos González Mateos. A pesar de ello ha saludado ovación. Con el sexto del encierro, un animal con peligro sordo y guasa que soltaba tarascadas, fue el animal más deslucido del encierro, con el que poco pudo hacer Pablo.

FOTO: Pablo Mora

Saludaron en banderillas David Adalid y José Antonio Prestel

 

1 Comentario

  1. Me parece injusto que no se permitan indultos y que sancionen al ganadero en plaza de 3ª categoria y ese novillo no blandeó lo estuve viendo en vivo como cumplía en los tres tercios, que cambien el reglamento taurino, y que permitan indultos en plaza de 3ª categoria además este es el tercer indulto que se concede en Guadarrama.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here