Corría el año 1992 cuando ocurrió una gran tragedia sobre el ruedo de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. El toro “Cabastito” de la ganadería de Atanasio Fernández le quitaba la vida al banderillero valenciano Manolo Montoliu cuando actuaba a las ordenes del diestro José María Manzanares

Pues ayer se vivió en esa misma plaza un momento emotivo 25 años después de aquel acontecimiento. El diestro Antonio Ferrera en el cuarto toro de la tarde invito a banderillear al hijo del malogrado Montoliu, emotivo tercio de banderillas brindado al cielo. Gestos como el de ayer son para recordar toda la vida

 

 

FOTO: @maestranzapages

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here