El Capea: “Lo que ha conseguido mi padre está al alcance de pocos”

El Capea es un diestro dinástico con un concepto en busca de la máxima expresión artística propia de un torero que busca siempre la pureza más exquisita.

A pesar de la presión que conllevanacer en el seno de una familia de gran relevancia en el orbe taurino, ha sabido sobreponerse ante las adversidades y marcar su propio estilo, prueba de ello fue su enorme evolución como torero dejando huella en cosos como Béjar y Cantalpino en este pasado 2021. Actualmente se encuentra con la misma ilusión que de novillero y afronta el 2022 con la idea clara de continuar por la senda del triunfo acompañado de las buenas sensaciones, que al fin y al cabo son las que hacen y diferencian a los grandes matadores de toros.

 

¿Cómo has llevado esta temporada?

La verdad que ha sido una temporada muy especial, llevaba casi dos años sin vestirme de luces, pero con la suerte y la fortuna de que muchos ganaderos amigos por la desgracia de esta pandemia me han invitado a torear muchos toros a sus casas. Por ello creo que he tenido la preparación más extensa de mi vida, y creo que lo he podido demostrar en las actuaciones que he tenido, gracias a Dios ha sido una temporada bonita después de tanto tiempo sin torear. Creo que al final en las cinco corridas de España y las tres de América se ha podido ver todos los entrenamientos que he llevado a cabo durante esta pandemia.

¿Es difícil mantener la afición tantos años?

A mí no me cuesta, al revés. Es verdad que alguna vez hay gente que me dice que tengo mérito por seguir entrenando y tentando, pero la verdad es que creo que tiene mérito porque es algo que me gusta y apasiona tanto que estoy como loco por entrenar, tentar, torear de salón… Es lo que me gusta y por ello creo que no tiene ningún mérito.

¿Te ha pesado la responsabilidad de ser hijo de un hombre que ha marcado una época?

Bueno, hubo un momento en el que me benefició mucho, al principio sin haberme visto nadie torear ya tenía contratos, sin saber siquiera si yo era alto, bajo, gordo, flaco, rubio o moreno yo ya tenía contrataciones. Entonces ahí al principio ya me benefició, luego después la carrera fue demasiado rápida y creo que en el principio de matador de toros como que vinieron oportunidades en las que yo no estaba suficientemente preparado porque es que no había habido tiempo, entonces ahí sí que me pesó un poquito. Si ahora soy capaz de remontarlo volveré a las ferias, y si no pues está claro que no volveré.

¿Cómo ves la situación actual del toreo?

Complicada, porque el año pasado creo que ha sido un año muy difícil porque tanto a los toreros como a los ganaderos se nos ha bajado el dinero y se nos ha recortado por todos los lados por culpa de la pandemia, pero en el 2020 fue imposible, lo poco que se toreó fue lógicamente sin categoría, dinero, casi sin público… Ahora hay una cosa que me ilusiona, y es que la gente tiene ganas de toros, se ha demostrado. Por otro lado veo otra cosa complicada, en estos momentos de pandemia creo que nadie ha hecho nada, ni banderilleros, ni ganaderos, ni toreros, ni aficionados, ni empresarios… nadie ha hecho nada por cambiar la fiesta, nos hemos quedado quietos a verlas venir, y creo que hubiera sido un momento bueno para haberle dado una vuelta de tuerca a esto intentando cambiar cosas. Pero mientras haya ilusión, un hombre que sea capaz de jugarse la vida y un toro bravo embistiendo, creo que perdurará.

¿Cómo afrontas la próxima temporada?

La verdad que la afronto con muchísima ilusión, hay algunas cosas ya que me ha dicho mi apoderado José Ignacio Cascón que están avanzadas y varias corridas de verano casi cerradas. Empiezo el 1 de marzo en los carnavales de Ciudad Rodrigo, y bueno voy con la ilusión a tope, intentando disfrutar hasta en un tentadero, al final el toreo me lo estoy tomando en eso, en disfrutar todos los días sea donde sea, si luego tiene repercusión mejor, que no la tiene pues bueno, al menos habré disfrutado, es la filosofía con la que me lo estoy tomando.

¿Cómo se encuentra la ganadería tras el azote de la pandemia?

Después de este golpe de la pandemia económicamente fue un revés muy fuerte como para todas las ganaderías del mundo. Pero bueno hemos podido ver muchas cosas aquí en la plaza de tientas que al final es el sitio de los experimentos, hemos podido ver cosas positivas, hemos podido sacar nuevos sementales, hemos visto muchos detalles… y en ese sentido creo que hemos avanzado, pero la pandemia ha sido y está siendo muy dura ya no solo para nuestra ganadería sino para todas.

¿Qué piensa uno cuando ve todo lo que ha realizado su padre?

La verdad que con una ilusión, una satisfacción y un orgullo de hijo tremendo, creo que lo que ha conseguido mi padre está al alcance de muy pocos privilegiados en el toreo y la verdad es que es un orgullo saber que mi padre ha sido capaz de conseguir en el toreo todo lo que se ha propuesto.

¿Qué se siente cuando uno es tan querido en otros países como es tu caso con México?

En México me siento muy querido, muchas veces he sentido ese cariño que he echado un poquito de menos en España, he podido torear tantas corridas de toros en México casi como en España, van muy parejas. Cuando voy allí me siento querido, me sobran tentaderos, invitaciones de todo por todos los lados y es muy bonito que un país tan importante taurinamente hablando como es México te quiera y te respete.

¿Merece la pena tanto sacrificio para disfrutar de un ramillete de pases?

Sin ninguna duda, podría responderte eso únicamente, merece la pena estar tres meses corriendo 10 kilómetros diarios por pegar ocho naturales a gusto a un animal, porque cuando los pegas se te olvidan todos los sacrificios.

¿Quién es El Capea?

El Capea es un torero que como bien he dicho en las preguntas anteriores, le vinieron oportunidades que no se había ganado, que le vinieron de herencia y que no le pillaron suficientemente maduro y preparado para estar a la altura de lo que la gente esperaba de él. Un torero que la verdad que le apasiona el toro como creo que a poca gente, me apasiona el mundo del toro, la ganadería y el toreo. Vivo por y para ello y está con la ilusión a tope, creo que estoy en el mejor momento de mi carrera, pero eso creo que no hay que decirlo sino demostrarlo. Así que bueno, a ver si las oportunidades que haya este año las aprovecho para colarme en las ferias que es donde quiero estar.

Autor: Aitor Vian
Fotos: Méndez, Ignacio Perelegui,