David Galván, inspiración de la exposición – Torero de grana y oro.

El diestro De San Fernando, David Galván ha sido la inspiración de la artista y comisaria Conchi Álvarez en su muestra Torero de grana y oro.

Las primeras pinturas de la serie “El Ritual del torero” se enfocan en los momentos previos a la performance en la plaza de toros, deteniéndose en instantes muy íntimos del proceso de la vestimenta, en el que se produce la determinante transformación. En esta ocasión la autora ha continuado el ritual más allá del Sancta Sanctorum en el que se produce esa metamorfosis de hombre a semidiós, acompañando al torero hasta la Plaza de toros, y ha verificado que el ritual continúa allí, con momentos claves, como la visita a la Capilla para orar y encomendarse a la divinidad, seguida de la espera en el patio, el paseíllo. Y la faena o performance, donde el torero se mide cara a cara con el toro en una danza de estética y atractivo insuperables.

Un traje grana y oro, que David lució en varias tardes, preside la instalación. Este traje fue obsequiado por el diestro para la colección de la pintora Conchi Álvarez, la cual destaca la elegancia y clasicismo de David, y que gracias a su influencia, se ha convertido en una apasionada de la tauromaquia.

La muestra que ha traspasado fronteras y ha viajado hasta Nueva York, ahora la podemos disfrutar en la Galería de Arte STOA hasta el próximo 18 de Agosto.