Completaba el cartel Cayetano que se fue de vacío

Los diestros Sebastián Castella y Álvaro Lorenzo cortaron una oreja cada uno en el segundo festejo de la feria de la Madeleine de Mont de Marsan (sur de Francia), una tarde condicionada por el pobre juego de los toros de Luis Algarra y con los que Cayetano, que sustituía a Roca Rey, se fue de vacío.

Castella le cortó una oreja al noble y blando primero, que no tuvo tampoco raza para perseguir los engaños del francés, que diseñó una labor aseada y pulcra, rematada a la primera con la espada.

El cuarto estuvo igual de limitado de condición, pero encima con actitud defensiva. Castella hizo el esfuerzo a lo largo de un trasteo de querer y no poder. Lo mejor, el estoconazo final.

Cayetano no dijo mucho con un primero de su lote de lo más insulso. Se juntaron el hambre con las ganas de comer. La estocada, eso sí, fue de manual. Silencio en filas.

Peor le fue en el quinto, un toro muy descastado y agarrado al piso con el que Cayetano optó por no darse coba tras un breve macheteo por la cara.

Lorenzo quedó prácticamente inédito con el tercero, que se quedó muy corto y desarrolló mal estilo por la ausencia de raza y fuerzas.

Pudo redimirse con el buen sexto, el mejor de todo el envío, al que toreó con autoridad en una faena a derechas, ligada, compactada y bien acogida por el respetable, que le premió con una oreja.

FICHA DEL FESTEJO

Toros de Luis Algarra, bien presentados, nobles pero bajos de raza y en el límite también de las fuerzas. La única excepción fue el buen sexto

  • Sebastián Castella, oreja tras aviso y ovación.
  • Cayetano, que sustituía a Roca Rey, silencio y ovación.
  • Álvaro Lorenzo, silencio tras aviso y oreja.

La plaza prácticamente se llenó.

CRÓNICA DE AGENCIA EFE FOTO PRENSA ÁLVARO LORENZO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here