Lleno en los tendidos y doble Puerta Grande en tarde de aguacero.

Plaza de toros de Las Ventas, Madrid. Decimoocta de San Isidro. Más de 22.500 personas. Toros de Núñez del Cuvillo, manejables, muy buenos 2º y 6º; un sobrero de Conde de Mayalde, de buen juego.

Juan Bautista, de azul marino y oro. Silencio y Saludos

Alejandro Talavante, de plomo y oro. Dos orejas y Saludo

López Simón, de azul marino y oro. Oreja y Oreja

Abrió la tarde Juan Bautista ante un astado que fue noble pero sin decir mucho. Empezó a llover y no hubo conexión alguna con los tendidos. Ante el cuarto apretaba el aguacero y fue otro noble de Cuvillo. Más asentado el francés que templó dos ligadas por el derecho y dejó remates toreros. Saludó tras pinchazo y entera.
 
Alejandro Talavante llegaba por Paco Ureña en lo que era su tercer compromiso en esta feria. Recordar que donará los honorarios de hoy a una organización benéfica de Extremadura. Comenzó faena por bajo con doblones. Dos tandas ligadas por el derecho y un cambio de mano infinito. Al natural le costaba más repetir pero los dio de uno a uno bajando la mano. Gran toro de Cuvillo y Talavante mantuvo la intensidad durante toda la faena. Estocada en dos tiempos, dos orejas y Puerta Grande. El quinto fue noble y comenzó faena sin probaturas. Dejó detalles con gran determinación y abrevió antes de pinchar en dos ocasiones y saludar ovación. Quinta Puerta Grande de Talavante en Las Ventas.
 
El tercer titular fue devuelto y salió el primer sobrero de Conde de Mayalde. El público entró en faena con un cambiado por la espalda y López Simón se reencontró con Madrid a base de firmeza y total entrega. Toreo relajado con la diestra y largos derechazos. En uno de esos se revolvió y le pegó una tremenda paliza en el suelo. Se levantó malherido para dar una última tanda y tras un pinchazo dejó una entera siendo de nuevo volteado y cortando una oreja. Ante el sexto salió a por todas en el barrizal. Otro gran toro para cerrar el gran encierro de Cuvillo. El toro fue a más y López Simón ligó tandas continuadas por el mejor pitón derecho entre los olés de Madrid. La estocada entera al jabonero era el preludio de otra oreja que suponía tocar por quinta vez la gloria en Madrid.

Foto Plaza 1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.