Sebastián Castella ha cortado la única oreja en una desilusionante corrida de Jandilla, con la que Padilla a dicho adiós a la Feria de San Isidro

Ficha

Plaza de toros de Las Ventas (Madrid).  Undécima de feria. Lleno de «no hay billetes» (23.634 espectadores).

Toros de Jandilla, bien presentado y sin fondo

Juan José Padilla, de azul marino y oro. Silencio en ambos

Sebastián Castella, de azul turquesa y oroSilencio y oreja

Andrés Roca Rey, de blanco y plata.Ovación y saludo

 Padilla escuchó una tremenda ovación al romper el paseíllo en su última tarde en Madrid. Recibió a la verónica al primero de la tarde. Comenzó faena de rodillas y no acabó de estar cómodo el jerezano con él. Puso banderillas a ambos toros, tercer par del cuarto al violín. Destacar la lidia de Manuel Rodríguez «Mambrú». Comenzó por doblones pero como en su anterior toro no acabó de haber acople ante la embestida algo brusca a mitad del muletazo. Erró con los aceros y fue silenciado.

Sebastián Castella no desaprovechó el quite al primero. Al segundo lo recibió con unos bellos delantales. Comenzó faena a pies juntos por estatuarios. Cuando le exigía por abajo doblaba las manos y cuando no, tocaba la tela a la salida del muletazo, por lo que se deslució todo pronto. Verónicas y remató por chicuelinas ante el quinto. Se colocó en el centro del ruedo y arrancó de lejos para cambiarlo por la espalda. Fue la faena con mayor intensidad de la tarde. El francés ligó dos por el derecho con recorrido pero se le acabó la energía al de Jandilla con el público entregado. Se metió entre pitones, supo mantener esa emoción y cortó una oreja tras una casi entera. 

Verónicas de mano bajo de Roca Rey al tercero de la tarde. Recibió tres puyazos y se notó en la muleta. El inicio de faena fue intenso con estuarios y dos cambiados por la espalda muy ajustados. Al toro no le quedaba fuerza alguna y a pesar del intento no pudo sacar nada lucido. Espadazo de rápido efecto. El sexto fue un manso que marcó los terrenos. Se fue Roca Rey a tablas del tendido cuatro para sacar con esfuerzo y tesón, sin quitarle la muleta de la cara, dos series ligadas. De nuevo dejó una buena estocada y saludó ovación. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here