La terna a hombros en la primera de San Antolín en Palencia

La Puerta Grande de Palencia se abrieron de par en par para ver salir a hombros a El Fandi, Miguel Ángel Perera y Ginés Marín, en la que ha sido la apertura de la Feria Taurina de San Antolín 2023. El Fandi, que entró por la vía de la sustitución, fue el triunfador numérico con tres orejas, mientras que sus compañeros de cartel cortaron dos cada uno. Los astados de Montalvo no tuvieron fuerzas y muy poquita casta, solo se medio salvó el cuarto.

La apertura de la Feria Taurina de San Antolín 2023 en Palencia no pudo tener mejor inicio, al menos en cuanto a trofeos conseguidos, pues en cuanto a toreo la tarde se quedó más bien pobre, más que nada por la falta de fuelle del encierro de Montalvo y la poca bravura sacada, en donde el cuarto fue el tuerto en el país de los ciegos. Al menos el respetable que llenaba media plaza, en su mayoría, salió contento.

Para El Fandi fue otra tarde más en la oficina. Con mucha voluntad instrumentando un puñado de largas de rodillas al abreplaza. Posteriormente banderillea con su estilo y suerte dispar, tras dejarlo sin picar literalmente, entendiendo que al doblar las manos antes ya no necesitaba puya alguna. La faena transcurrió por la senda habitual de toreo lineal sin decir nada con la diestra. Al natural un par de tandas de compromiso. Se lleva una oreja con una entera caída. Con su segundo quiso estirarse a la verónica pero se quedó en eso, en ganas. Los cuatro pares de banderillas pusieron al respetable en pie. La tanda inicial de derechazos fue una falsa alarma por buena y templada ya que luego tan solo se salió del guión dos naturales de alto calibre. Con el público totalmente entregado en los molinetes de rodillas, las manoletinas y los desplantes finales, poco importó el pinchazo hondo a la segunda con el que lo finiquitó para que se le dieran las dos orejas.

Miguel Ángel Perera hubo de bajarle la mano con el capote a su primero pues el gordo Montalvo echaba la cabeza arriba y las patas alante. No es normal en su caso que la única puya fuese larga y pegando. La lidia resultó intermitente por cuanto al principio le molestó las banderillas, que quitó, al natural se quedaba muy corto y los derrotes finales cada vez eran más violentos y ostensibles. Solo pudo sacar una tanda en redondo larga y limpia. Mató de un bajonazo metisaca. Tuvo un segundo, sobrero del mismo hierro, que le obligó a construir una faena poniendo todo él por el poco fondo que tenía, desde las verónicas de recibo hasta el remate de rodillas. Entre medio un quite por tafalleras, un comienzo de muleta en los medios con pases por la espalda cambiando el viaje y tandas de naturales a base de tesón. Lo exprimió antes de una casi entera algo desprendida que obtuvo la recompensa de las dos orejas.

A Ginés Marín le tocó un primero flojo que quitó por chicuelinas, al que el pequeño desbarajuste en banderillas le hizo un flaco favor al toro, y tuvo que mimar en la muleta, con tiempos, espacio y alturas, pero volviendo a doblar las manos. La entera arriba con el que lo pasaportó sirvió para que pasara una oreja. Buscó con el cierraplaza acompañar a sus compañeros en la salida a hombros poniéndose a torear de muleta de rodillas avanzando hacia los medios. A partir de ahí ninguna historia de un parado astado. La estocada final hizo que consiguiera lo buscado.

Plaza de toros de Palencia (2ª). 1ª de la Feria Taurina de San Antonlín 2023: media plaza. Toros de Montalvo (5° bis): de aceptable y desigual presentación y juego, con poca casta y faltos de fuerza en general, excepto el 4°. Pitado al arrastre el 2°. Vuelta al ruedo al 4°.

Incidencias: casi tres horas de festejo. Plaza también con el reloj retrasado y por el que se rige el presidente.

El Fandi (que sustituye a Daniel Luque): oreja y dos orejas.

Miguel Ángel Perera: aplausos y dos orejas.

Ginés Marín: oreja y oreja.

Crónica: Fiesta Nacional.