La actividad taurina se recuperó un 70% en 2021 a pesar de las restricciones

En España un total de 560 festejos mayores 

La actividad taurina en los ruedos españoles se ha recuperado durante 2021 en un 70 % con respecto a las cifras del año anterior a la pandemia del COVID, a pesar incluso de las restricciones sanitarias aplicadas a la mayoría de los festejos organizados desde marzo a octubre.

En concreto, y a falta del anunciado para el próximo día 13, esta temporada que finaliza se han celebrado en España un total de 560 festejos mayores (corridas de toros, novilladas con picadores y festejos de rejones), cantidad que supone exactamente un 70’74% de los 793 registrados en 2019, así como un incremento de un 84% frente a los solo 88 del pasado año.

Pero, aunque ha vuelto a generarse gran parte de los 15.000 empleos directos anulados por la pandemia, dichas cifras no suponen al sector una recuperación paralela en lo económico, ya que hasta el mes de octubre las plazas han visto limitados considerablemente sus aforos y, por tanto, su rentabilidad, lo que hizo a su vez que las empresas de los cosos con mayores costes de organización renunciaran a abrirlos al público.

Ese ha sido el caso, por segundo año consecutivo, de ferias tan determinantes como la de San Isidro en Madrid, las Corridas Generales de Bilbao, las Fallas de València, los Sanfermines de Pamplona o la del Pilar de Zaragoza, mientras que en Sevilla se tuvieron que aplazar a octubre, y con solo un 60 por ciento del aforo, las corridas previstas para el regreso de los toros a la Maestranza en el mes de abril.

De hecho, ante esa forzada reducción de ingresos en taquilla, un buen número de los festejos de la temporada taurina española han podido llevarse a cabo gracias a las aportaciones de las transmisiones televisivas o a la colaboración de varias comunidades autónomas con la Fundación del Toro de Lidia.

Esta entidad, que agrupa a representantes de todos los campos de la tauromaquia para su fomento, además de algunas corridas de toros ha organizado de esa forma 32 novilladas con picadores en distintos certámenes, cubriendo hasta el veinte por ciento del total de estos festejos de promoción en un año en que los ayuntamientos no han anunciado las tradicionales ferias de Arnedo, Arganda, Algemesí o Calasparra.

En el conjunto del mapa español, la comunidad autónoma con mayor actividad taurina durante 2021, con 124 espectáculos en su balance, ha sido la de Castilla-La Mancha, seguida de Castilla y León (119), Andalucía (116) y Madrid (95), alcanzando entre las cuatro el 81 por ciento del global, ya que, salvo en Extremadura, en ninguna de las restantes se ha sobrepasado la veintena de festejos.

Con todo, y aunque en algunos casos haya sido de manera testimonial, los festejos taurinos han podido volver esta temporada a comunidades que no celebraron ninguno en 2020, caso de Aragón, Navarra, País Vasco, Comunidad Valenciana, Murcia, Cantabria y Asturias, o incluso a Madrid, donde la pandemia llevó a las autoridades a desautorizarlos todo el año pasado tras la feria de Valdemorillo.

El desglose de los festejos mayores de 2021 en ruedos españoles arroja un total de 320 corridas de toros -80 de las cuales tuvieron lugar en Andalucía- frente a las 399 de 2019, lo que supone una recuperación del 80 por ciento; y de 158 novilladas con picadores (un 66% de las 238 del año anterior a la pandemia), campo en el que la Comunidad de Madrid fue líder con 44.

También es destacable que, de entre todas esas corridas y novilladas más los 82 espectáculos de rejones (34 de ellos en Castilla y León), un 76 por ciento se haya celebrado en cosos de tercera categoría, mientras que en plazas de primera solo han tenido lugar 28 corridas, cinco novilladas y una de rejones.

Más festejos se han dado, en cambio, en plazas de segunda, especialmente en las capitales de Andalucía y Castilla y León, gracias a la recuperación, aunque reducidas en número, de sus tradicionales ferias por parte de las empresas privadas más activas: Tauroemoción, Funciones Taurinas y Lances de Futuro.

En cuanto a Francia, cuyos datos se suelen sumar a los de España a la hora de los balances de cada temporada, la recuperación del negocio taurino ha sido similar, en torno a un 68 por ciento, con la celebración en ruedos galos de 71 espectáculos -46 corridas de toros, 21 novilladas y 4 festejos de rejones- frente a los 105 de 2019.

AGENCIA EFE, Fotos: Emilio Méndez