Octavio Chacón a bordado el toreo en su primer toro, emotiva tarde de Padilla que ha recibido el cariño de sus vecinos y Morante se reencontró con su toreo en el quinto, con una buena corrida de El Torero

FICHA 

Plaza de Toros de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) lleno

Toros de El Torero buenos en líneas generales el cuarto premiado por la vuelta al ruedo

  • Juan José Padilla de grana y oro dos orejas y dos orejas y rabo 
  • Morante de la Puebla de nazareno y oro, pitos y dos orejas 
  • Octavio Chacón de rosa y oro dos orejas y oreja

Juan José Padilla al término del paseíllo recibe una cariñosa ovación y varios obsequio, cabe destacar que Padilla vive aquí en esta hermosa tierra del bajo Guadalquivir, tras eso le sale el toro y rodilla en tierra larga cambia para luego torear a la verónica, pasa por el caballo que monta Justo Jaén y quite por chicuelinas, coge Padilla las banderillas tres soberbios pares el segundo de lo brinda a un veterano marinero de Sanlúcar que ya pasa de los ochentas años y que cuando Padilla esta libre se anda con el las playas entre Sanlúcar y Chipiona, ya con la muleta faena de poderío de Padilla ante un toro con escasa fuerza al que Juan José entendió lo supo llevar y cuidar en cada serie cortas para cuidar al animal, gran estocada.

Morante no lo vio, por ello le dio dos buenas caras, lo probo tras ser picado y seguía sin verlo y hay aparece Octavio Chacón monumental quite por chicuelinas con media templada,  con la muleta había momentos que parecía que Morante iba a tirar pa lante pero no sólo fue un espejismo, un calvario para acabar con el toro.

Borda el toreo por delantales Octavio Chacón, que remata con una larga, quite por navarras y rematar con media docenas de medias verónica, le brinda a Juan José Padilla, y se pone en los medio rodilla en tierra para comenzar a formarlo un lío pero un lío de los gordos de torera de destellos te torear templado despacito y con sabor a toreo añejo del que gusta en este rincón y en cualquiera, media estocada.

Toreo por verónica de Padilla al que hace cuarto, quite por faroles tras pasar por el picado, sobrado en banderillas, le brinda el toro a su apoderado el sanluqueño Diego Robles,  faena importante de Padilla, comenzando toreando rodilla en tierra y rematando por naturales a los sones de la buleria cantada por Carlos el del Bocho, tras el lío estocada en todo lo alto.

En el quinto sigue sin verlo con la capa, lo tantea tras ser picado, comienza faena con ayudados por alto para ahora si romperse Morante toreando don su bohemia y su barroco, con su pintureria y con ese toreo gallista que tanto le gusta al de la Puebla.

El sexto no es toro de lucimiento con la capa pero si para detalles torero como el de Octavio Chacón que lo a galleado para sacarlo a los medios, faena asentada de Chacón con el más parado de la corrida, con el que Octavio le  saca todo lo que tiene con mucha torera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here