Once orejas y una gran entrada en el día de la Tauromaquia 

Broche de oro a una jornada intensa en la Valencia taurina con el festival que congregó a grandes figuras del toreo junto a los jóvenes que están ilusionando. La Fundación del Toro de Lidia ha demostrado en el Día de la Tauromaquia la unión del mundo del toro, la fortaleza de la cultura y ha lanzado un claro mensaje ante las adversidades: los afines a los toros van a librar la batalla la libertad de disfrutar de esta cultura. Más de 14.000 personas han pasado hoy por la plaza de Valencia entre la jornada matinal que ha juntado a los mejores recortadores de nuestro país y el festival de esta tarde.

Se han lidiado astados de diferentes ganaderías y sobre todo triunfó la tauromaquia con un lleno en la plaza. 

Abrió la tarde Fermín Bohórquez ante una res de la casa que se movió y le permitió desplegar su toreo. Los dos pares de largas a dos manos fueron los momentos más intensos y paseó una oreja después de un rejonazo efectivo.

Enrique Ponce recibió al segundo con suaves verónicas y quite por chicuelinas. No tuvo fuerza el de Daniel Ruiz pero supo el de Chiva administrar lo que tenía y bajar la muleta para dejar una cadenciosa y elegante faena. Tras una entera le concedieron las dos orejas. 

El Juli dejó un faenón ante el tercero de Garcigrande. Desde el comienzo metió la cara el astado que recibió a la verónica y por chicuelinas. Las lopecinas, sobre todo la tercera fueron soberbias. No se cansó de embestir el de Garcigrande por ambos pitones y El Juli ligó con largura exprimiéndolo con mando hasta el final. Tras la estocada entera cortó las dos orejas y se le dio la vuelta al ruedo al astado.

El quinto, de Cuvillo, pecó de poca fuerza desde los primeros tercios. En la muleta se vino un poco arriba y le permitió a Manzanares mostrar su toreo elegante ante la desagradecida embestida del de Cuvillo. Mató de una buena estocada y paseó una oreja.

Buen novillo de Juan Pedro Domecq que hizo quinto para Román. El valenciano se entregó en su tierra. Final de faena explosivo manteniendo la alta intensidad de una faena que malogró con la espada y en la que cortó una oreja. 

El sexto, de Daniel Ruiz, fue un gran novillo con nobleza ante el que Álvaro Lorenzo dio la cara con firmeza y dejó una de las grandes faenas de la tarde. Los naturales ligados exigiéndole por abajo llegaron a la afición valenciana. Toreo clásico y templado que culminó con una gran estocada y tras la que le concedieron las dos orejas.

El punto y final a una gran tarde la puso el novillero de la tierra Borja Collado ante un novillo de Fuente Ymbro. Salió a por todas a recibirlo a la puerta de chiqueros. Faena de entrega y pasión en novillero dando la cara y sin dudarle ante un pitón izquierdo complicado que pasaportó de una entera y que le permitió salir en hombros al cortar las dos orejas.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Valencia. Festividad de la Comunidad Valenciana. Casi lleno. Festival del Día de la Tauromaquia organizado por la Fundación del Toro de Lidia. Por orden de lidia, novillos de Fermín Bohórquez, para rejones, Daniel RuizGarcigrande, premiado con la vuelta al ruedo, Núñez del CuvilloJuan Pedro Domecq y Fuente Ymbro. 

Fermín Bohórquez, oreja
Enrique Ponce, dos orejas
El Juli, dos orejas
José María Manzanares, oreja
Román, oreja
Álvaro Lorenzo, dos orejas
El novillero Borja Collado, dos orejas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.