“El Fandi” y Daniel Luque salen a hombros en Latacunga (Ecuador)

David Fandila “El Fandi” y Daniel Luque abrieron la puerta grande en el segundo festejo del ciclo ferial ecuatoriano mientras Antonio Ferrera tuvo que salir a pie aunque lleno del cariño de la afición.

Con la hora en punto inició el segundo festejo de la feria San Isidro Labrador de Latacunga, centro andino del Ecuador. El cartel lo compusieron los maestros españoles Antonio Ferrera, de vestido cielo y oro; David Fandila, de grana y oro; cerrando el cartel Daniel Luque portando un traje obispo y oro.

Abrió la tarde el diestro español Antonio Ferrera que recibió a su primer antagonista de Huagrahuasi, un toro de 510 kilogramos, que desde el inicio mostró una intención peligrosa en su embestida. Realizó un saludo capotero a la verónica, para llevarlo hacia el caballo donde el varilarguero Hernán Tapia ejecutó un puyazo medido.

En muleta Ferrera se vio obligado a ser corto en la lidia, intentó ligar tandas por ambas manos aunque no tuvo mayor transmisión. Un golpe con una farpa en el rostro complicó su labor obligándolo a matar de forma rápida. Silencio.

El segundo de la tarde fue para David Fandila “El Fandi”, quien recibió al astado con una larga cambiada de rodillas, toreó a la verónica llevando al toro a los medios, realizó quite por chicuelinas para dar paso al picador Braulio Almeida; el mismo matador llevó al toro por chicuelinas al paso para que reciba el castigo correspondiente. Realizó un último quite variado compuesto de lopecinas, chicuelinas y un remate de serpentina.

En banderillas “El Fandi” colocó los tres pares con la maestría que lo caracteriza, dos de ellos naturales y un último al violín, mismo que es el sello de la casa.

Con muleta arrancó la lidia rodillas en tierra con pases por alto y toreo en redondo que remató en un forzado de pecho. Se adornó con molinetes llevando al astado hacia el centro de la arena. Ligó una tanda por naturales, lleno de transmisión con los tendidos. El poco recorrido del toro no ha sido obstáculo para el maestro de Granada que con gran técnica enfocó su lidia en faroles, martinetes y toreo en redondo. Cambió el ayudo por el estoque realizó el quite por manoletinas. Pinchazo y estocada certera. Una oreja.

El tercero de la tarde perteneció a Daniel Luque, su antagonista fue del hierro de Triana. Con capote una tibia labor realizando lances a la verónica.

En muleta Luque inició por pases en alto, continuó con pases por el pitón derecho, que no pudieron ocultar la falta de trapío y entrega del toro. De buena técnica y oficio bien aprendido, el diestro consiguió ligar un par de tandas con la mano derecha. Los naturales fueron de mejor calidad para el matador. Tomó la espada, pinchó en el primer viaje y realizó un segundo con la estocada un tanto desprendida pero efectiva. Palmas.

El cuarto de la tarde es para Ferrera, que tiene por rival a un astado de Triana con 500 kilogramos. El saludo capotero fue por verónicas en el tercio. El puyazo fue efectivo por parte del picador ecuatoriano Gabriel Almeida.

En muleta, el diestro de Bunyola realizó pases por alto para continuar con series por el pitón derecho. La faena ha tenido mayor transmisión que en el primero, tandas por ambas manos con una embestida un tanto tibia del astado. Media estocada en el primer viaje que se ubicó caída y un tanto tendida. Requirió el uso del verduguillo de manera certera. Palmas.

Salió al albero el quinto de la tarde, y salió la lluvia, bajo el soñado refrán “no hay quinto malo” inició “El Fandi” la faena con una larga cambiada de rodillas y lances por verónicas pegado a tablas. El tercio de varas estuvo a cargo del picador nacional Hernán Tapia, decano del toreo a caballo, quien metió las cuerdas en el toro con facilidad. El diestro granadino realizó quite por chicuelinas y remató con una serpentina.

Pese a las características del toro y las complicaciones del suelo, Fandila colocó los tres pares de banderillas por la suerte natural, con más voluntad que acierto.

En muleta, la entrega y dedicación del granadino es mayor a lo que permite un astado carente de cualidades. “El Fandi” a realizado tandas por ambas manos, exigiendo el paso del toro que busca refugio en la querencia de manera constante. Ejecutó una última tanda de rodillas con un forzado de pecho. Tomó el acero y ejecutó una estocada de poca distancia con efecto fulminante. Al grito de “torero, torero” se ha hecho acreedor de dos orejas.

Cierra la tarde el matador sevillano Daniel Luque ante un toro de la dehesa de Triana, con 493 kilogramos. Realizó un saludo capotero por verónicas, el tercio de varas lo ejecutó el picador nacional Edison Vallardo con un buen puyazo ante la fuerte embestida del toro. Luque ejecutó un quite por chicuelinas.

Inició la faena de muleta a pies juntos con pases por la mano derecha, repitió varias tandas ligadas por la misma mano, manteniendo firmeza en el centro del ruedo a pesar de la engañosa embestida del astado. Realizó un quite por luquesinas, pase de la casa y tomó el acero para ejecutar una estocada fulminante. Dos orejas.

La feria cierra mañana con el décimo séptimo festival “Virgen Esperanza de Triana” que contará con la actuación de los españoles Morante de la Puebla, Antonio Ferrera, David Fandila “El Fandi”, Miguel Ángel Perera y Daniel Luque. En cuanto a los diestros nacionales actuarán Juan Francisco Hinojosa, Álvaro Mejía (rejoneador) y José Andrés Marcillo. El festival tendrá lugar a las 12:30 hora local, 18:30 hora de España.

Crónica: Francisco Racines.