Los diestros David Mora, Fernando Tendero y Álvaro Lorenzo cortaron dos orejas cada uno y salieron a hombros al término de la corrida celebrada hoy en Puertollano (Ciudad Real).

Se lidiaron seis toros de José Luis Pereda, de correcta presentación. Nobles pero faltos de entrega y clase. Mejor resultó el sexto, y en menor medida el segundo.

David Mora, oreja y oreja.

Fernando Tendero, oreja y oreja.

Álvaro Lorenzo, oreja y oreja con petición.

La plaza registró menos de un cuarto de entrada en los tendidos.

La tarde transcurría incómoda por la lluvia intermitente y bordeando el tedio por la noble pero sosa condición de los toros de José Luis Pereda, que se movieron pero sin entrega ni clase en sus arrancadas.

David Mora se las vio con un primero rajado que pasaba por allí como si la cosa no fuera con él. El madrileño anduvo fácil ante oponente tan apagado, destacando el muy buen recibo de capote.

Volvió a lucir a la verónica en el cuarto, y anduvo solvente ante embestidas defensivas. Lo mejor de su segundo trasteo llegó en la contundente estocada al primer intento.

Fernando Tendero se justificó con aplomo frente al encastado segundo, y pegó muchos pases perfileros que apenas dijeron nada en el quinto, cortando oreja en cada uno de ellos, a pesar del bajonazo que hizo guardia recetado en el primer viaje a su segundo.

Pero salió el sexto, un toro que evidenció tener mejor condición que sus hermanos pronto. No hacía falta demasiado para ello.

Lorenzo lo vio y, tras no abusar de él en el saludo de capote, se reservó para cuajarlo en el último tercio con mando y estética, vaciando hacia dentro y llevándolo largo por abajo, poniendo de manifiesto el momento dulce por el que transita actualmente. Dejó media entera arriba algo tendida, lo que le privó, a buen seguro, de lograr pasear el doble trofeo. 

Agencia EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here