Concha y Sierra: la aventura de la Casta Vazqueña

26665

José María López ganadero y propietario de la ganadería de Concha y Sierra, cría y mima esta hierro legendario y uno de los más peculiares de la vacada brava, dentro de una variedad cromática y belleza en sus animales.

Desde hacía más de 10 años pastaban en tierras galas de Arlés, después de que el francés y hombre de negocios Jean Luc Couturier la adquiriera a la familia García-Palacios.

El año pasado, José María López, también propietario de el hierro de El Uno, decidió iniciar la ilusionante aventura de emprender una lucha con una de las ganaderías más cargadas de historia, adquiriendo todos los derechos del hierro, así como numero de animales.

Las reses comparten hábitat en el municipio de Almoguera concretamente en la Finca El Maquilón junto a los afamados bueyes herrados con el hierro de El Uno.

Concha y Sierra, sigue manteniendo la pureza de la Casta Vazqueña como auténtica joya genética cuando en el siglo XIX don Fernando de la Concha y Sierra, con reses de Taviel de Andrade y de Castrillón, formó una ganadería que alcanzó su máximo apogeo en plena Edad de Oro, en manos de su viuda doña Celsa Fontfrede.

Destacan la histórica faena de Juan Belmonte con el toro ‘Barbero’ de esta casa, el 21 de julio de 1917 en la plaza de Madrid, considerada por muchos la mejor obra del genio trianero.

FOTOS: El rey toro