Triunfo de Andy Younes en el cierre de Valdemorillo

0

El novillero francés Andy Younes, que cortó tres orejas, salió hoy a hombros en el cierre de la feria de San Blas y la Candelaria de Valdemorillo (Madrid), en la que destacó sobremanera el juego de los utreros salmantinos de Gómez de Morales, uno de ellos premiado con la vuelta al ruedo.

Se lidiaron, por tanto, seis novillos con el nuevo hierro de Gómez de Morales, bien presentados, nobles, con movilidad y muy buen son en conjunto. Destacó el quinto, de nombre «Borracho», número 50 y castaño de capa, que fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Fernando Flores: ovación y silencio.

Andy Younes: oreja y dos orejas. Salió a hombros.

El colombiano Santiago Sánchez Mejía: silencio y pitos tras dos avisos.

La plaza registró algo menos de media entrada en los tendidos, en el tercer y último festejo de la feria.

PARA DISFRUTAR

La novillada picada que echó el telón a la feria de Valdemorillo tuvo dos titulares fundamentales: el triunfo de la frescura y las ganas del joven francés Andy Younes, pero, sobre todo, el excelente juego de los utreros de Gómez de Morales, los verdaderos protagonistas de una tarde para disfrutar y en la que los otros dos novilleros no estuvieron a la altura de las circunstancias.

El extremeño Fernando Flores no pasó de correcto en dos faenas periféricas y de corte académico ante dos novillos más que aptos para cortarles las orejas, mientras que el colombiano Sánchez Mejía no se acopló con su lote, provocando, incluso, el enfado de los tendidos tras atascarse de mala manera con los aceros ante el sexto.

En cambio, Andy Younes, fue todo voluntad y variedad manejando las telas, demostrando otro ánimo y dando una impresión bien distinta.

Le falta, lógicamente, muchas cosas por pulir, pero la disposición del joven galo fue total tanto con el tercero, con el que brilló especialmente en una serie al natural y al que cortó una oreja, como con el bravo quinto, al que hizo de todo en una labor premiada con las dos orejas y en la que dejó constancia, asimismo, de un fino concepto del toreo.

Este utrero, de nombre «Borracho», fue premiado con los honores de la vuelta al ruedo en el arrastre, en el que fue el cénit de un gran encierro ganadero.

Agencia EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here