El rejoneador Leonardo Hernández y la amazona francesa Lea Vicens cortaron una oreja cada uno en el deslucido espectáculo ecuestre con el que se inauguró hoy la feria del Ángel de Teruel, y en el que el portugués Rui Fernandes se fue de vacío.

Se lidiaron seis toros de Passanha, reglamentariamente despuntados, de pobres hechuras, mansos, parados y deslucidos.

Rui Fernandes, ovación y ovación.

Leonardo Hernández, silencio y oreja.

Lea Vicens, silencio y oreja.

La plaza registró menos de media entrada en los tendidos.

 CRÓNICA AGENCIA EFE >< FOTO @infoleonardohdz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here