El novillero Marcos indultó hoy a “Carcelero” un bravo ejemplar de Garcigrande, en lo que fue hoy el cenit a una gran tarde de toros en Alba de Tormes (Salamanca) en la que también salieron a hombros los otros dos actuantes, los salmantinos Antonio Grande y Manuel Diosleguarde.

El momento de la función lo protagonizó ese cuarto novillo, bravo de verdad, tanto en el caballo como en la muleta, donde tuvo también fijeza, nobleza, clase y mucho fondo. Marcos anduvo muy relajado con él, y muy templado para cuajarlo de manera excelente al natural en una faena siempre a más, que culminó con el indulto de “Carcelero”.

Antes, Marcos había paseado una oreja de su primero, al que recibió con un farol de rodillas, y al que toreó con facilidad y solvencia por los dos pitones, demostrando mucho oficio a lo largo de una labor un tanto rutinaria también. El novillo fue noble y repetidor, pero le faltó un tranco más en sus embestidas, de ahí que resulte un tanto excesiva la vuelta al ruedo que le concedieron.

Porque el que fue bueno de verdad fue el segundo, primero de Antonio Grande, un novillo de Domingo Hernández muy bravo y mucha profundidad en su embestida. El de San Muñoz llevó a cabo una faena de mucho ritmo e intensidad, haciéndolo todo con largura y por abajo, mejor si cabe al natural. Dos orejas para él.

Otra más obtuvo del quinto, que tuvo tanta nobleza como poca raza. Grande puso la fibra que le faltó al de Garcigrande.

Manuel Diosleguarde rayó también a muy buen nivel toda la tarde, primero a mostrarse firme y valiente con un tercero complicado y con mucho genio, al que aguantó miradas y parones con notable suficiencia. Cortó una oreja a pesar de su fallo a espadas.

Se redimió el de Ciudad Rodrigo frente al buen sexto, al que se dejó venir de lejos para torearlo con mucho temple, encaje y ligazón sobre ambas manos. Faena importante ante otro novillo bravo y humillador de Domingo Hernández, al que Diosleguarde finiquitó de una gran estocada que le granjeó el doble trofeo.

FICHA DEL FESTEJO.- Novillos de Domingo Hernández (1º, 2º y 6º) y Garcigrande (3º, 4º y 5º), bien presentados y de buen juego en conjunto. Destacaron sobremanera el cuarto, de nombre “Carcelero”, número 66, que fue indultado; el primero, premiado con la vuelta al ruedo; segundo y sexto. Con genio, el tercero; y soso, el quinto.

  • Marcos, de verde botella y oro: pinchazo y estocada (oreja); y simuló la suerte suprema al novillo indultado (dos orejas y rabo simbólicos).
  • Antonio Grande, de azul marino y oro: estocada caída (dos orejas); y media (oreja tras aviso).
  • Manuel Diosleguarde, de azul marino y oro: pinchazo y media defectuosa (oreja); y gran estocada (dos orejas).

En cuadrillas, Ángel Rivas picó muy bien a sexto.

La plaza registró tres cuartos de entrada en los tendidos.

AGENCIA EFE, FOTO @LuisMR_66

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.