Isaac Fonseca es el primer triunfador de la Feria Taurina de Ntra. Sra. de los Remedios 2021

Jesús Ángel Olivas fue volteado por el cuarto, Miguel Polope dejó su personalísimo sello en sus dos animales e Isaac Fonseca triunfó y desorejó al sexto en una tarde frente a un variado encierro de Ángel Luis Peña.

 

La plaza de toros de La Corredera de la ciudad madrileña de Colmenar Viejo arrancó este sábado su Feria taurina de Ntra. Sra. de  los Remedios 2021 con una novillada con picadores. Jesús Ángel Olivas, Miguel Polope e Isaac Fonseca trenzaban el paseíllo frente a un encierro de Ángel Luis Peña.

 

Jesús Ángel Olivas, oreja del jabonero primero, al que saludó en chiqueros

 

Jesús Ángel Olivas cortó del primero una oreja. Estuvo esforzado desde el primer momento: se fue a portagayola, donde saludó a un jabonero de bella presencia. Tras el tercio de varas, anduvo dispuesto muleta en mano ante un animal noble pero al que le costaba llegar al final del viaje, por donde salía derrotando. Mató de media estocada.

 

Un bajonazo se lleva un merecido premio para la personalidad de Polope en el segundo

El segundo de la tarde fue un animal bueno de condición, con calidad, al que saludó Polope con un ramillete de verónicas entrelazadas con tafalleras rematadas con una revolera airosa. Mostrando sus cartas, quitó quietísimo por saltilleras. Brindó el astado al tendido, quedándose muy quieto por estatuarios, estando incluso a punto de ser arrollado en el primero de ellos. Faena de valor, pero profundidad, estética y, sobre todo, mucha personalidad. Dejó muletazos muy buenos con la mano baja, epilogando obra por luquecinas y estoicas manoletinas, pero desafortunadamente dejó ir la oreja por la espada, ya que ésta quedó caída.

 

La espada lastra la entrega de Fonseca en el tercero

 

Isaac Fonseca, con el primero de su lote, salió a por todas y a no dejarse ganar la pelea: pegó dos largas cambiadas de rodillas y dejó verónicas de arrebatado trazo tras ello. El novillo acudió presto al caballo, casi desde los medios, antes de que quitase por quietísimas gaoneras y saltilleras el mexicano. Brindó la obra a Miguel de Pablo, dejando dos péndulos de inicio en los medios, aguantándole muy bien las embestidas al de Peña. Dos tandas por la derecha y otras dos con la izquierda tuvieron sabor y conexión. Culminó con manoletinas muy a la mexicana y, desafortunadamente, falló con la espada incluso escuchando un aviso. No obstante, el tendido reconoció su labor y fue ovacionado.

 

Jesús Ángel Olivas, cogido a portagayola por el cuarto; se repone pero el animal no le ayuda en la lidia

 

Olivas, en el cuarto, se fue de nuevo a portagayola y le dio un afarolado de rodillas, pero el animal se revolvió y lo alcanzó, dándole una voltereta sin consecuencias aparentes. Muleta en mano, el animal no tuvo transmisión y además carecía de fuerzas. Aprovechó algunas virtudes de las pocas que tenía, pero poco pudo realizar. Media estocada y silencio.

 

La personalidad de Polope de nuevo reluce en el quinto

El quinto fue un jabonero bien hecho, aplaudido de salida, que tenía transmisión ya que le dio algunas buenas verónicas Polope. Tras un buen tercio de varas, le hizo un quite por chicuelinas rematadas con una media de buen trazo. Brindis al tendido y muletazos de buen sello de rodillas en el prólogo muleteril, y cada momento de la obra tuvo mucha seriedad y personalidad. Hubo momentos de auténtico cartel de toros. Media estocada. Palmas en el arrastre en el animal y ovación al novillero.

Con determinación salió Isaac Fonseca para recibir al sexto, al que le pegó una larga de rodillas y verónicas de buen trazo. Quitó de forma variada, con sello mexicano, al novillo. Brindó al tendido colmenareño y también de hinojos en los medios. Aprovechó muy bien al de Peña, tirando de valor y actitud el joven, que remató la obra por manoletinas. Mató de estocada y cortó las dos orejas.

 

Fonseca sale a por todas y desoreja al sexto

Con determinación salió Isaac Fonseca para recibir al sexto, al que le pegó una larga de rodillas y verónicas de buen trazo. Quitó de forma variada, con sello mexicano, al novillo. Brindó al tendido colmenareño y también de hinojos en los medios. Aprovechó muy bien al de Peña, tirando de valor y actitud el joven, que remató la obra por manoletinas. Mató de estocada y cortó las dos orejas.

 

 

FICHA DEL FESTEJO

 

Plaza de toros de Colmenar Viejo, Madrid. Primera de feria. Novillada picada. Un tercio del aforo permitido.

Novillos de Ángel Luis Peña. Muy bien presentados, variados de juego.

Jesús Ángel Olivas, oreja y silencio.

Miguel Polope, palmas y ovación.

Isaac Fonseca, ovación tras aviso y dos orejas.

Texto/Imágenes: Emilio Méndez – Circuitos Taurinos