El toro “Horroroso”, de Jandilla, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre tras una unánime petición de indultó, protagonizó con su bravura la desapacible y deslucida tarde de hoy en Valencia, además de contribuir en un alto porcentaje al triunfo de Sebastián Castella.

El serio, cuajado y fino ejemplar de la divisa extremeña fue, con todos los honores y por muchos motivos, la auténtica estrella de la corrida, por encima incluso de su lidiador, que paseó finalmente sus dos orejas tras una faena de altibajos en la que el astado lo puso casi todo para el éxito final.

“Horroroso” repitió ya sus fuertes embestidas de salida al capote de Castella, que lo lanceó a la defensiva, antes de derribar aparatosamente en las dos entradas al caballo, en las que volvió a mostrar y a adelantar la codiciosa bravura que iba a desarrollar y que se vio también en su forma de galopar en banderillas.

Pero fue ya en el último tercio cuando el de Jandilla no paró de embestir con recorrido, motor, transmisión y clase, sin llegar a perder ni un mínimo de esas virtudes a lo largo de una dilatada faena en la que el torero galo no se aplicó con la misma coherencia del animal ni técnica ni artísticamente.

Hubo momentos en los que era el toro, de tan entregado, el que le daba los muletazos mayor recorrido y temple de los que proponía Castella, que en la mayoría de los casos se limitó a acompañar tan soberbias y nobles embestidas, calentando más en los adornos y en los efectismos que en el toreo fundamental, donde su mejor virtud fue la de la ligazón.

Ante tan soberbio comportamiento, pronto comenzaron a surgir en el tendido las voces pidiendo el indulto de “Horroroso”, que se fueron convirtiendo en un auténtico clamor a medida que Castella seguía toreando y el toro seguía entregando sin reservas todo lo mucho que tenía dentro.

Y por dar dio, finalmente, hasta su vida, tras la negativa del presidente a perdonársela, y también esas dos orejas que paseó Castella y que le abrieron, gracias sin duda a “Horroroso”, la puerta grande del coso valenciano.

Ya antes, en segundo lugar, le había correspondido en suerte al francés el otro toro destacado de la corrida, un ejemplar con clase y temple en la embestida, aunque no tan completo como su hermano.

Tras el percance sufrido por el banderillero Gómez Pascual al intentar el quite a un compañero a la salida de un par de banderillas, tampoco esta vez, por inconcreto y desacoplado, estuvo Castella a la altura de las bondades del otro Jandilla de premio.

El resto de la desapacible tarde, en la que un viento cada vez más frío molestó constantemente la lidia, resultó desabrido y deslucido, básicamente por la falta de raza y de empuje de los otros cuatro ejemplares.

Sin apenas posibilidad de sacar nada en claro de ellos, Diego Urdiales se mostró paciente, templado y medido en sus dos faenas, muy por encima de su lote, mientras que Cayetano, pese a su empeño, no acabó de encontrar tampoco las claves para salir del paso con mayor solvencia.

FICHA DEL FESTEJO:

Seis toros de Jandilla (3º y 6º, con el hierro de Vegahermosa),dispares de hechuras y cuajo, aunque predominó la seriedad.

Cuatro resultaron deslucidos y de escaso fondo, mientras que destacó por su calidad y bravura el lote de Castella, en especial el bravo, entregado e incansable quinto, “Horroroso” de nombre, que fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre tras una clamorosa petición de indulto.

Diego Urdiales, de verde hoja y oro: estocada delantera (ovación); cuatro pinchazos y estocada desprendida (silencio tras aviso).

Sebastián Castella, de celeste y oro: pinchazo, pinchazo hondo y dos descabellos (silencio tras dos avisos); estocada caída y descabello (dos orejas tras dos avisos). Salió a hombros.

Cayetano, de purísima y azabache: estocada tendida y tres descabellos (silencio); estocada tendida (silencio).

Entre las cuadrillas, saludaron tras banderillear al quinto José Chacón y Fernando Pérez.

El banderillero Javier Gómez Pascual fue atendido en la enfermería, según el parte médico, de una cornada en “región paravertebral derecha que secciona la piel y penetra contundiendo la vértebra y rompiendo la fascia lumbar y músculo multifidus, en una trayectoria de 3 cms. y otra lateral de 4 cms. Pronóstico reservado”.

Octavo festejo de abono de la feria de Fallas, con tres cuartos de entrada (unos 9.000 espectadores), en tarde ventosa y desapacible.

Crónica de Paco Aguado para Agencia EFE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here