Gran tarde en Sanlúcar de Barrameda con el indulto de “Bribón”

El valor de Montero, la clase de Pablo Páez y la torería de Sanana Claros, con tres extraordinario Novillos de El Parralejo, con el indulto de sexto, lo más destacado en el inicio del circuito de novilladas de Andalucía.

Plaza de toros de Sanlúcar de Barrameda, Coso del Pino, un cuarto de plaza

Novillos de Torrealta (1º, 3º y 4º) faltos de raza y de El Parralejo (2º, 5º y 6º) extraordinario juego el sexto numero 88 de abril de 2018 de nombre Bribón fue indultado.

Santana Claros de Blanco y Oro, Oreja y Dos Orejas

Francisco Montero de Blanco y Plata, Dos Orejas y Silencio

Pablo Páez de Tinto y Oro, ovación y dos Orejas y Rabo simbólico

Los tres novilleros nuevos en esta plaza, al finaliza el paseíllo sonaron los acordes del Himno Nacional

Gran tarde de toros en Sanlúcar una mas con el sello de calidad Camelo García, hoy primera de las novilladas del circuito de novilladas de Andalucía, que organiza la Fundación del Toro de Lidia con la colaboración de la Junta de Andalucía.

Santana Claros que entro sustituyendo al lesionado Manuel Perera, ha demostrado la clase de toreo que tiene, toreo reposado y pausado en su primero a cuajado una buena faena sobresaliendo en el toreo a la verónica lastima que el de torrealta no acompaño, en su segundo y con un bien novillo de El Parralejo con un extraordinario pitón izquierdo el malagueño lo a cuajado al natural.

El Chiclanero Francisco Montero tiene raza y valor a raudales, le toco un primero de El Parralejo extraordinario al que cuajo a gusto con toreo profundo, el segundo uno de Torrealta le formo un lio con un toreo de poderío y entrega se lo brindo al empresario Carmelo García, lastima la espada sino hundiera tenido mayor premio.

Pablo Páez, ha tenido un primero novillos de Torrealta que no le ha dado pie al lucimiento, eso si se vio la voluntad y las gana de Páez, el de Ronda se encontró un gran novillo de El Parralejo que cerraba plaza al que cuajo de principio a fin con series largas y sentidas, torreando sobre los riñones, redondos pausados, faena a un novillo que fue de menos a más hasta que fue indultado

FOTOS EVA MARIA MORALES